Bruseghin o el deber cumplido

10 septiembre 2011
Bruseghin o el deber cumplido

Enorme etapa del italiano, fugado casi desde la salida y 2º en la meta de Bilbao tras el ídolo local Antón (EUS) en el regreso de la Vuelta a Euskadi. Movistar Team brilla en Québec, con Costa 11º y la larga fuga de Herrada, ganador de la Montaña
Pese a mantenerse en carrera con sólo cuatro ciclistas –Intxausti y Erviti muy mermados- en carrera por la maldita gastroenteritis que le ha dejado en cuadro, Movistar Team sigue dando la cara en la Vuelta a España 2011.  Hoy ha vuelto a ser protagonista destacado en la decimonovena etapa de la carrera, la del regreso de la Vuelta a Euskadi, con la presencia de Marzio Bruseghin en la escapada que ha protagonizado la jornada desde el kilómetro 33 de los 158 que conformaban la etapa con salida en Noja y meta en Bilbao. Los locales Antón y Verdugo (EUS) y el kazajo Dyachenko (AST) se marchaban junto a Brus en una fuga que se presentó antes de las dos subidas finales al alto de El Vivero (2ª categoría) con más de cuatro minutos de ventaja sobre un pelotón que se lanzó entonces en su persecución y que amenazó hasta el final el éxito de la aventura. El ciclista de Movistar Team llevó todo el peso de la primer ascensión, pero no pudo soportar el ritmo de Igor Antón en la definitiva última subida y tampoco pudo enjugar en el descenso hacia la línea de meta los 30 segundos con los que Antón le aventajaba bajo la pancarta del alto. En Bilbao, Bruseghin entraba con 40 segundos de desventaja sobre el vencedor y con idéntica renta sobre el grupo de elegidos, lo que le permite ascender hasta la 14ª plaza en la general, escaso botín para la fortaleza y valentía mostradas por el italiano en la segunda mitad de la Vuelta, que mañana vivirá su penúltima etapa sobre un trazado de 176 kilómetros entre Bilbao y Vitoria.

Marzio Bruseghin: “No tengo la sensación de haber perdido la etapa. Cuando alguien es más fuerte que tú, no la pierdes. La gana él y hoy el más fuerte era Igor Antón. Ha sido muy emocionante la entrada en Euskadi, una fiesta del ciclismo que recordaré siempre. En la primera subida he tirado yo, pero iba regulando, a mi ritmo y ese no ha sido el motivo de no ganar. En una ascensión así no influye mucho ir delante o ir a rueda. El problema principal para mí en esta Vuelta es que se ha decidido demasiado pronto para mí, que suelo ir de menos a más. Las etapas son cortas, con finales explosivos y yo soy un corredor más de fondo. Excepto la jornada de Peña Cabarga, que tenía un kilometraje más para hombres de resistencia, el resto eran subidas que a mí se me quedaban un poco cortas”.

Gran actuación azul en el GP Québec
Al otro lado del Atlántico, los ocho americanos de Movistar Team ofrecieron su mejor versión en el 2º GP Cycliste de Québec, primera de las dos pruebas del UCI World Tour en suelo canadiense sobre 201 km que asistió a una nueva victoria del caníbal Philippe Gilbert (OLO) tras romper la carrera en la última de las 16 vueltas al trazado quebequés. En el arranque, el manchego Jesús Herrada volvió a demostrar las credenciales que le han llevado a sobresalir en su primera temporada como profesional al ser el último de los tres escapados de la jornada -más de 140 kilómetros en cabeza que arrancaron en el segundo giro y que le llevaron a sumar los puntos suficientes para ganar la clasificación de la Montaña- en ser neutralizado por un pelotón que llegó a concederles más de seis minutos de margen. Los ataques de unos sensacionales Luis Pasamontes y Rui Costa en los últimos 40 kilómetros de carrera -el último de los cuales permitió al luso quedarse al borde del top-ten final (11º), tras el grupo de diez ciclistas que decidió la carrera- permitieron a José Joaquín Rojas viajar tranquilo de cara a un final en el que sólo pudo conseguir el 21º puesto final.