El arcoiris para nuestros mundialistas (3): RUI COSTA

17 septiembre 2011
El arcoiris para nuestros mundialistas (3): RUI COSTA

El flamante ganador de la prueba del UCI World Tour en Montréal liderará las opciones del equipo nacional luso en su segunda participación en los Mundiales elite, doblando junto a algunos de sus compañeros de Movistar Team en ruta y contrarreloj
Con la moral por las nubes tras su excepcional triunfo en el Grand Prix de Montréal del pasado domingo, el portugués Rui Costa viaja hoy hacia tierras danesas. El luso de Movistar Team disputará las pruebas de contrarreloj (miércoles) y ruta (domingo) en los inminentes Mundiales de Copenhague y buscará sacar partido al gran momento de forma exhibido en las últimas carreras. Con el triunfo de etapa en el Tour de Francia, la victoria de Canadá y el éxito en la Vuelta a Madrid en el mes de mayo ya en su botín, el portugués ha cumplido sobradamente en la campaña de su regreso a la máxima categoría y a sus 24 años vivirá su séptima experiencia mundialista tras sus dos presencias en júnior, las tres en sub-23 y la de 2009, ya en el campo profesional.

 

El Mundial es, por encima de todo, la carrera del año en la que más gente quieres estar bien. Es el día en el que vistes los colores de tu nación y eso influye mucho, porque supone dignificar a tu país y eso hace que te dejes todo en la carretera. Después de mi victoria en Canadá, me he demostrado que estoy bien y espero completar aquí un año muy bueno para mí desde que me incorporé al equipo en las clásicas de abril. El Mundial se corre como una clásica, pero es diferente porque las selecciones con más corredores en la salida tienen ventaja para controlar la carrera.
 

No he preparado el Mundial de forma específica. Excepto el pasado año, he estado en casi todos los Mundiales desde júnior y ya antes del Tour le dije al seleccionador que, si estaba en forma, me gustaría estar allí. La contrarreloj la hago más para preparar la ruta del domingo. La ventaja de estar en un equipo ProTour es que corres carreras largas y duras, como en mi caso han sido estas últimas semanas Plouay, Québec o Montréal. Preparar el cuerpo con un recorrido y unos rivales muy similares a los que vas a tener en el Mundial es el mejor trabajo especifico que se puede hacer.
 

Me encuentro muy bien como demostré con mi triunfo en Canadá y con mucha moral, pero está claro que el recorrido no es el más adecuado para mí. No me marco un objetivo concreto, vamos a ver cómo se desarrolla la carrera y si en algún momento puedo aprovechar tácticamente los cortes que se hagan en la parte final. En la contrarreloj no voy con ninguna idea, pero me encanta hacer las cronos y creo que es muy importante para el futuro seguir progresando en esta especialidad.
 

No conozco el trazado, pero por lo que he podido ver el trazado de la contrarreloj es bastante llano. El recorrido de la prueba en ruta también parece plano con un repecho en la llegada. No lo conozco, pero con tantas vueltas que vamos a dar seguro que me lo acabo aprendiendo… Está claro que a mí me hubiera beneficiado un trazado más selectivo, con algún repecho, porque eso eliminaría a mucha más gente. Pese a todo, el kilometraje puede ser clave y al final seguro que se hace duro. Mi oportunidad tiene que estar en las últimas dos vueltas en los cortes que a buen seguro se producen.
 

En la contrarreloj, Tony Martin, Cancellara y Wiggins. El triunfo tiene que estar entre los tres. Y en la línea, creo queestá mucho más abierto porque puede pasar un poco de todo. Gente como Hushovd o Boasson Hagen seguro que están ahí y por supuesto Gilbert, que si ha decidido ir, seguro que es para hacer algo importante.
 

SU TRAYECTORIA EN LOS MUNDIALES
2009: elite (67º línea)
2008: sub-23 (8º CRI, 5º línea)
2007: sub-23 (26º CRI, 15º línea)
2006: sub-23 (15º línea)
2004: júnior (67º línea)
2003: júnior (54º línea)