Ni un día tranquilo

1 septiembre 2016
Ni un día tranquilo

Vuelta a España (et. 12)

Movistar Team salva un inicio complicado en Alisas y termina 8º en Bilbao con Alejandro Valverde, siempre tercero en una general en la que Nairo Quintana se mantiene al frente

Es un maillot de líder y hay que sudarlo. La primera de las dos jornadas de la Vuelta a España que debían unir montañas cantábricas y Pirineos -193 km entre Los Corrales de Buelna y Bilbao- arrancó con tintes de zafarrancho y, si bien terminó tranquila para los líderes de Movistar Team, no fue en absoluto un día fácil. A la cima de Alisas (1ª) se llegaba con un pelotón totalmente roto en cuatro partes, con fugas de mil colores -hasta Alejandro Valverde llegó a verse inmerso en una de ellas- y con un corte de siete unidades, entre ellos López y Kennaugh (SKY), cuya cercanía en la general obligó a trabajar a Imanol Erviti y Rory Sutherland.

La serenidad y experiencia de navarro y aussie hizo que nunca perdiesen la calma ni el buen humor y mantuviesen alrededor de los dos minutos y medio una escapada que terminó de echar abajo Astana. Pese a los intentos de hombres como Devenyns (IAM), Luis León Sánchez (AST) o incluso Contador (TNK) -al que siguió Dani Moreno- por romper la armonía entre el grupo de favoritos, el pelotón, del que tiraron un buen Rojas y, en la entrada a Bilbao, el local Jonathan Castroviejo, acabó resolviendo al sprint. Keukeleire (OBE) se hacía con la etapa, en la que Valverde, octavo, mantuvo su tercer lugar en la general mientras Nairo Quintana conservaba un día más su maillot de líder.

Mañana viernes espera la etapa más larga de toda la Vuelta: 213 km con cuatro puertos por Gipuzkoa -Igeldo, Aritxulegi, Agiña y Lizaieta, todos de 3ª- y un bucle final a caballo entre tierras navarras y francesas para acabar en Urdax.

DECLARACIONES:

Nairo Quintana: “Días tranquilos no hay, no han habido y pienso que no van a haber más en esta Vuelta. Se mete gente a la fuga con pocos minutos perdidos y nos obligan a todos a ir rápido. Ya hemos visto hoy, que se suponía que iba a llegar la fuga, cómo otros equipos, por sus intereses, no quisieron que llegara. Ningún día de descanso. ¿Preocupado por la fuga inicial de Sky? Para nada. Llevábamos tranquilidad: controlamos todo el llano con dos corredores -Imanol y Rory- y luego ya entraron conjuntos que querían pelear el triunfo parcial. Lo llevamos bastante bien, sin perder la compostura. Etapas como hoy no me disgustan -aquí he ganado un País Vasco, en circuitos de esa manera, y con buen clima y buen público apetecen-, pero los descensos siempre son peligrosos a tanta velocidad. Es lo que le toca a uno y lo que nos gusta”.

Alejandro Valverde: Por supuesto que he intentado pelear la victoria en ese sprint, pero había muchos corredores potentes, había también que arriesgar mucho, me he quedado cerrado en un punto de la recta y tampoco nos podíamos ‘matar’. No hay excusas: esto es así. Hoy ha sido un ‘gran’ día, en el sentido de gran dureza. Y eso que la alta montaña realmente va a empezar a partir de este fin de semana. Hemos trabajado con Imanol y Rory durante el día, también con Rojillas y Dani, pero todo el mundo también tiene que pasar los mismos esfuerzos que nosotros, no creo que sea problema. Seguimos estando ahí, sin problemas, y eso es lo importante”.

Jonathan Castroviejo: "Como todas las etapas en esta Vuelta, ha sido una jornada dura. Hay 18 equipos intentando coger las escapadas y al final se alarga muchísimo su formación. Además hoy iba gente no lejos en la general, y no podíamos dejarles demasiado tiempo. Como no se podía dar margen, luego también se acaba animando gente que busca disputar la etapa, y acaba siendo una etapa muy dura. Más sencillo, en cualquier caso, de lo que parecía de inicio. Sky ha intentado desgastarnos, pero con solo seis en la escapada, era insuficiente para hacer daño. Toca seguir trabajando para mantener lo que tenemos y reforzar ese liderato".

Clasificación