6 de marzo de 2011

La etapa final de la 31ª Vuelta a Murcia, una contrarreloj individual de 12 kilómetros, ha deparado la gran actuación del bielorruso Vasil Kiryienka, al que su excelente crono (5º) le ha permitido auparse al último puesto del top-ten de la clasificación general definitiva –ganada por Contador (SBS) tras su triunfo parcial de hoy-, en el que el local Fran Pérez también ha encontrado un sitio con su octava plaza final. Dos corredores entre los diez primeros de la carrera –que podían haber sido alguno más sin el infortunio de ayer- para un Movistar Team que se marcha sin embargo con un amargo sabor de boca por la caída de dos de sus hombres más importantes, que permanecerán un tiempo –varios meses en el caso de Plaza y algunos días, en el de Soler- alejados de las carreteras.

Mientras en tierras galas, la 69ª edición de la prestigiosa París-Niza arrancaba con una jornada de 154 kilómetros marcada por el nerviosismo y la presencia del viento, que hacía que el gran grupo se cortase varias veces en la parte final. Movistar Team demostraba su implicación en la carrera y se dejó ver siempre en vanguardia de los grupos cabeceros, con presencia de casi todo el equipo en las primeras plazas del día y asumiendo la responsabilidad de la prueba en varios momentos. Sólo la caída –sin consecuencias físicas importantes- de David López a 15 km del final y, sobre todo, la desgracia del pinchazo de la gran baza del equipo para la llegada, José Joaquín Rojas, a poco más de tres kilómetros de la meta empañaban una etapa de gran labor conjunta. Mañana, mismos ingredientes en la segunda etapa de la carrera: Montfort-l'Amaury – Amilly, 200 kilómetros.



Partners 2017