7 de marzo de 2011

Siempre en posiciones cabeceras de un pelotón cortado en varias ocasiones por el viento reinante y la alta velocidad –“Todas las caídas se están produciendo de mitad de grupo hacia atrás y es mejor ir delante”, explica Ledanois-, los hombres de la escuadra telefónica han salvado las numerosas caídas del día y han buscado en la parte final las opciones de su gran baza en las llegadas, José Joaquín Rojas.

El ciclista murciano, tras el pinchazo en la jornada de ayer que le impidió luchar por el triunfo, se ha visto encerrado en la parte final y no ha podido explotar su velocidad en la complicada recta de meta, debiendo conformarse con la octava plaza en el sprint. La buena noticia, la ausencia de incidentes -sólo Pardilla se iba al suelo en una caída sin consecuencias importantes- y la buena recuperación de David López tras el fuerte golpe en la jornada de ayer. Mañana, Rojas y sus compañeros encontrarán un escenario diferente en el final de la tercera etapa de la carrera, en la que la presencia de la côte de Bécoup, a sólo doce kilómetros de la llegada, seleccionará el abultado grupo cabecero que se ha disputado el triunfo en las dos primeras etapas.



Partners 2017