9 de marzo de 2011

En la carrera italiana, la escuadra dirgida por José Luis Jaimerena ha marcado un registro un tanto por debajo de las mejores previsiones, pero por contra ha conseguido llegar con sus ocho representantes unidos a la línea de meta. Movistar Team ha firmado un crono de 18:51 tras los 16,5 kilómetros de contrarreloj por equipos -la primera con el maillot azul del equipo- en la localidad de Marina di Carrara, a cincuenta segundos del Rabobank, el conjunto vencedor del día. Mañana, previsible llegada al sprint en la primera jornada en línea -200 km-, con final en Arezzo, con Fran Ventoso al acecho para aprovechar su piunta de velocidad ante buena parte de los mejores velocistas del planeta.

Por su parte, la jornada en tierras galas, con siete cotas puntuables como aperitivo de la primera etapa de gran montaña que se disputará mañana -con el Col de Mûre (1ª categoría) a sólo 9 km del final-, se ha decidido en una larga fuga de cinco ciclistas que le ha permitido al belga De Gendt recuperar el liderato. Movistar Team ha vuelto a estar permanentemente en vanguardia protegiendo a sus hombres fuertes tanto para la general como para la etapa, en la que J.J. Rojas ha visto como la exitosa escapada abortaba sus opciones de triunfo parcial. Tondo, David López, Pardilla o Pasamontes buscarán mañana brillar en un terreno más acorde a sus características y que comenzará a definir la clasificación general antes de la decisiva etapa cronometrada de 27 kilómetros del viernes.



Partners 2017