16 de septiembre de 2011

 

Para mí supone una gran recompensa al esfuerzo realizado durante toda la temporada. Y sobre todo una gran ilusión, porque este año no me lo esperaba para nada, así que fue más sorpresa todavía. En la Vuelta a Burgos ya hablé con el seleccionador y sabía que estaba en la preselección, pero aún así no me esperaba ir y me llevé un alegrón cuando me lo comunicaron. Llevo ya tres Mundiales, pero éste no tiene nada que ver nada con los que he estado hasta ahora. Aquí están los mejores del mundo, el kilometraje cambia mucho… este año hay que ir a aprender para el futuro. Es un premio a una primera temporada bastante positiva en la que he aprendido y he ayudado al equipo y, además, he estado delante en algunas carreras.

Me hubiera gustado prepararla al 100%, más específicamente. La convocatoria llegó tarde y, sobre todo, tenía ya fijadas las dos carreras de Canadá y eso ha condicionado toda la preparación. No he podido hacer un trabajo específico con la ‘cabra’ y eso se nota, pero también me deja más margen de progresión para posteriores Mundiales. A cambio, las carreras de Canadá me han dejado un buen ritmo de competición y me han demostrado que estoy bien. En Quebec estuve en la fuga del día y gané la Montaña y en Montreal estuve hasta el final con los favoritos. También es cierto que siempre he marchado bien contrarreloj y me adapto bien a la ‘cabra’. El año pasado, hice todo el año con la del equipo y dos días antes del Mundial me dejaron la bicicleta de Luis León y con ella hice 8º en el Mundial.

Como digo, no he podido prepararla al 100% y pensando sólo en esta carrera, como me gustaría hacer en el futuro. Pero al margen de eso, como ya ha dicho el seleccionador, el objetivo debe ser coger experiencia para otros años. Sobre todo con el tema del kilometraje, porque sólo he hecho dos cronos tan largas, en el Dauphiné Libéré y en el Campeonato de España. No es que me dé miedo, pero sí respeto, porque tienes que acostumbrarte a esa distancia. Tanto Castroviejo como yo seremos de los más jóvenes de la prueba y no sé dónde estaremos este año, pero seguro que lo mejoramos en los siguientes Mundiales.

Según he podido ver por Internet, es un recorrido bastante llano, con 2 vueltas a un circuito de 23 kilómetros. ¿Si me gusta? Quizás hubiera preferido que hubiera algún repecho, pero el trazado es el que es para todos y tampoco me disgusta. Siempre he andado bien en contrarreloj, aunque sean tan llanas. Viajamos el lunes por la mañana hacia Copenhague, por lo que aprovecharemos esa tarde y el miércoles para analizar el recorrido, las curvas, el viento… José Luis de Santos ya me siguió el año pasado en la crono del Mundial sub-23 y eso siempre te da más confianza porque ya nos conocemos en carrera.

No diría uno, sino dos: Tony Martin y Fabian Cancellara. Si el alemán está como en la Vuelta, ahora mismo es el gran candidato, pero yo no descarto a Cancellara porque ya sabemos que en los Mundiales se transforma. Y todos los años siempre sale alguna sorpresa con la que nadie cuenta. Por mi parte, no me marco un objetivo, pero acabando entre los veinte primeros estaría muy satisfecho.



SU TRAYECTORIA EN LOS MUNDIALES
2010: sub-23 (8º CRI, 40º línea)
2008: júnior (27º línea, 34º CRI)
2007: júnior (77º línea)



Partners 2017