18 de febrero de 2012

No ha encontrado Movistar Team premio a su combatividad en la doble jornada competitiva de este sábado en tierras de Francia y Portugal. En la cuarta etapa de la Volta ao Algarve, triunfo al sprint de Ciolek (OPQ) tras una etapa -186 km- entre Vilamoura y Tavira marcada por la escapada de más de 150 kilómetros de un grupo de diez ciclistas entre los que se ubicó Sergio Pardilla. El manchego del Movistar Team -18º en la general- buscó sus opciones antes de la decisiva contrarreloj individual de mañana en Portimao -26 km-, su terreno menos idóneo, pero poco pudo hacer ante el empuje de un pelotón que le alcanzaba dentro ya de los últimos diez kilómetros.

Sin cambios notables en la general, el australiano Porte (SKY) afrontará como líder la crono final, con Rui Costa inmediatamente detrás gracias a los 2 segundos de bonificación logrados en el primer sprint intermedio del día, que le permiten ascender a la segunda plaza de la clasificación, empatado a tiempos -12 segundos- con su compatriota Machado (RNT). Movistar Team defenderá también mañana su liderato en la general por equipos en una difícil lucha contra Vacansoleil (12’’) y poco más de medio minuto respecto a Sky, Saxo Bank y Lotto.

Madrazo, sin fuerzas en el circuito final
Por su parte, en la 1ª etapa del Tour Haut Var en Francia triunfo para el local Hardy (BSC) en la meta de la Croix Valmer tras 189 kilómetros desde cuyo inicio se marchó en fuga en compañía de otros seis ciclistas, entre ellos Ángel Madrazo. El joven cántabro no pudo aguantar el ritmo de Hardy y su compatriota Koretzky (LPM) tras la última cota del día, a menos de 30 km de meta, y acabó superado por un pelotón en el que Movistar Team movió sus fichas en los últimos kilómetros con el intento de Visconti en una avanzadilla de diez ciclistas que fue alcanzada en la recta final por el sprint de un pelotón en el que Rojas concluyó 7º y en el que también entraron otros cinco ciclistas de la escuadra telefónica.

Mañana, la resolución final del díptico galo con la disputa de la etapa reina, 205 kilómetros entre Fréjus y el Muro de Fayence, exigente llegada -rampas de hasta el 26%- en un trazado de montaña con otras cuatro dificultades: Marjories (1ª), Mons (Especial), Saint Arnoux (2ª), Belhomme (1ª) y el no puntuable pero exigente paso por Montauroux (23%) a mitad de recorrido.



Partners 2017