9 de febrero de 2012

El Tour del Mediterráneo, prueba UCI 2.1 sobre cuatro etapas en territorio galo, se ha iniciado hoy con una modificada jornada de 132 km -3 menos de los previstos- a causa de la inclemencias meteorológicas de los últimos días, que ha obligado a sustituir las previstas dos ascensiones de 2ª categoría por dos cotas de 3ª a lo largo del trazado. En una etapa sin excesiva historia, salvo la larga fuga en solitario del galo Vaubourzeix (LPM), el británico Tiernan-Locke (EDR) se ha convertido en el primer líder gracias a un demarraje a falta de dos kilómetros que le ha permitido imponerse con una ligera ventaja sobre un pelotón en el que entraban los ocho representantes –Amador, Sanz, Madrazo, López, Konovalovas, Herrada, Quintana y Ventoso- del Movistar Team. Los pupilos de Yvon Ledanois optaban por no entrar en la llegada masiva evitando un peligroso final con multitud de rotondas y alguna caída y buscarán ahora sus oportunidades en las dos jornadas llanas que les esperan –mañana, 136 km entre Salon de Provence y Martigues- y, sobre todo, en la definitiva etapa del domingo con final en el Mont Faron.



Partners 2017