14 de agosto de 2012

Sabor agridulce para Movistar Team en la 32ª Clásica San Sebastián, sobre 234 kilómetros con seis altos puntuables, entre ellos el doble paso por Jaizkibel (1ª) y Arkale (2ª) en el último tercio de carrera. El conjunto dirigido en tierras guipuzcoanas por José Luis Arrieta demostró de principio a fin sus buenas piernas de cara a la próxima Vuelta a España, mostrándose de inicio con Nairo Quintana en la pelea por los primeros puntos de la clasificación de la Montaña. El colombiano, de regreso a la competición dos meses después de su triunfo en la Route du Sud, finalizó segundo tras encabezar el ascenso a Garate (2ª) y hacer lo propio en la primera subida a Jaizkibel.

Tras él, los compañeros de Alejandro Valverde, con especial mención al notable trabajo de Javi Moreno y Vladimir Karpets en el tramo final entre Jaizkibel y Arkale, se esforzaron para mantener bajo control una prueba que quedó en manos del grupo de treinta unidades que coronó unido la última ascensión. Sin embargo, el desorden entre los favoritos dio alas tras el descenso a Luis León Sánchez (RAB), quien con su ataque a 9 km del final se llevó la carrera con siete segundos sobre el grupo de Valverde, de nuevo con una buena impresión antes de participar en la Vuelta desde este sábado en Pamplona.



Partners 2017