26 de agosto de 2012

Rui Costa se quedó a un solo paso del triunfo en el GP Ouest-France, prueba del UCI World Tour disputada hoy en Plouay sobre nueve vueltas a un circuito de 27 km -243 en total- y las subidas a Lezot, Sainte-Anne y Ty-Marrec. El luso de Movistar Team fue gran protagonista en una última vuelta en la que el pelotón, que persiguió durante los primeros siete giros la fuga del día, se afanó en contener las  diferencias de todos los intentos posteriores.

Costa atacó por primera vez a 13 kilómetros del final estirando un pelotón que rompería nuevamente en Ty-Marrec, a sólo 4 kilómetros de la conclusión. Su valiente intento era alcanzado por el noruego Boasson Hagen (SKY), quien acabó por darle un duro relevo que cortó al portugués y le obligó a pelear contra el pelotón para conservar una excelente segunda posición que consolida su gran temporada, que tuvo en el triunfo en la Vuelta a Suiza su máximo exponente.

DECLARACIONES Rui Costa: “Al no moverse nadie en carrera, decidí aguantar hasta la última subida y atacar a unos seis kilómetros del final. Pude abrir un hueco importante y a partir de ahí era dar el cien por cien hasta la meta. Antes de llegar al último kilómetro, Hagen me alcanzó y dio un relevo para lanzarse hacia el sprint. Siendo un corredor tan fuerte, me fue imposible aguantarle la rueda. Dadas las circunstancias ha sido una carrera muy buena para mí, y estoy muy satisfecho con el resultado y con la evolución que estoy siguiendo. Todo parece ir por el camino correcto. Quiero agradecer al equipo el apoyo que me están dando y a todos los fans, especialmente a la afición portuguesa, por estar siempre cerca de mí durante esta temporada".



Partners 2017