29 de agosto de 2012

Movistar Team cumplió con las mejores expectativas y refuerza sus opciones de lograr una gran clasificación general en la Vuelta a España 2012 tras ser el mejor equipo de la 11ª etapa de la ronda española, una exigente contrarreloj individual de 39 km entre Cambados y Pontevedra con la subida al Monte Castrove (3ª) a mitad de recorrido. Alejandro Valverde limitó perfectamente las diferencias con Contador (STB) y Froome (SKY) y concluyó en un más que notable 4º puesto, a 1.08 del sueco Kessiakoff (AST), tras regular en el primer tramo más llano y desfavorable y realizar una notable prestación en la ascensión a Castrove.

La actuación del murciano tuvo el apoyo de las grandes referencias de dos de sus compañeros: Jonathan Castroviejo, líder durante casi una hora tras marcar los mejores registros iniciales y finalmente 10º en meta, y Beñat Intxausti, con una gran primera parte que le permitió ser 5º, a sólo un segundo de Valverde. Con el jefe de filas de Movistar Team todavía 4º en la general, pero ya sólo 59" por detrás de Rodríguez (KAT), la carrera afronta mañana miércoles el aperitivo de las tres grandes etapas de montaña que se iniciarán el sábado con el final en el Mirador de Ézaro, todo un muro con 1'9 kilómetros al 13% de desnivel, al que se llegará tras 190 kilómetros con inicio en Vilagarcía de Arousa.

DECLARACIONES:
Alejandro Valverde: "Ya había dicho que no me venía mal esta contrarreloj, pero aun así ser cuarto por detrás de dos grandes especialistas como son Contador y Froome y seguir teniendo estas buenas piernas es para estar muy contentos. Creo que he hecho una contrarreloj sensacional, pese a que al principio no acababa de coger el ritmo. Poco a poco he ido encontrándome mejor cuando ha empezado la subida y en el tramo final he seguido yendo a más. Continuamos en la pelea, a menos de un minuto del liderato pese a los 55" que perdí en Valdezcaray y de los que todavía me acuerdo. Sin esa caída quizás estaría líder, pero tampoco hay que darle más vueltas porque eso no va a cambiar. Hay que mirar al futuro y lo importante es que queda lo más duro por delante, como van a ser las tres etapas de Asturias. Vamos a seguir yendo día a día y tratar de mantener estas buenas sensaciones. El final de mañana es bueno para mí, pero va a depender mucho de la colocación con la que se entre allí y por eso va a resultar complicado. Está siendo una Vuelta muy emocionante y esperemos que las fuerzas nos sigan acompañando".



Partners 2017