14 de octubre de 2013

Movistar Team está a sólo 24 horas de coronar una temporada 2013 absolutamente inolvidable. La guinda perfecta para un año de éxitos ha llegado este lunes en la etapa reina del Tour of Beijing, una jornada de 150 km con salida en Yanqing y llegada a la Miaofeng Mountain en Mentougou (1ª categoría) tras el paso por la Gran Muralla China y otros tres altos puntuables. Beñat Intxausti resolvía con maestría gracias a un ataque a falta de dos kilómetros para el final tras una ascensión definitiva repleta de movimientos y a un ritmo veloz que se correspondía con el resto de la etapa -cuya primera hora vio a los corredores cubrir 50 kilómetros-.

El vizcaíno ya se había filtrado en un tempranero ataque de cuatro hombres junto a su compañero Iván Gutiérrez, pero tras lograr 2" de bonificación en el primer sprint, se descolgó y dejó que el cántabro ejerciera como vigilante de la prueba. La intentona -que permitió a Gutiérrez subir al podio como el más combativo- murió al pie de la última subida tras no alcanzar nunca más de 2'30" de margen, neutralizada por un pelotón en el que Dowsett y Sanz, con su trabajo de aproximación, y Visconti y Herrada, siempre pendientes de los movimientos de los favoritos, prepararon las bases del primer ataque a cargo de Rui Costa. El movimiento del luso a 3 km de meta fue neutralizado, pero propició el impás que ayudó a Intxausti a saltar del grupo y construir una ventaja suficiente para aguantar el arreón final de Dan Martin (GRS).

Intxausti, que logra su 4ª victoria como profesional y la 31ª de Movistar Team en la presente temporada, saldrá mañana como líder -Rui Costa fue cuarto en la etapa y ocupa la misma posición en la general- a los 117 km finales de recorrido urbano por Pekín, entre la Plaza de Tian An Men y el Estadio Olímpico.

DECLARACIONES / Beñat Intxausti: "La verdad es que no teníamos previsto arrancar de salida para coger la bonificación, pero había una bajada larga al principio, nos hemos metido en un corte y ahí Iván Gutiérrez ha hecho un gran trabajo hasta el sprint para coger esos dos segundos más con los que contar para el final. Ayer ya me encontré bien para arriba y sabíamos que hoy tanto Rui como yo podíamos estar peleando la victoria. En la subida final se iba muy rápido y he aprovechado un momento de parón a falta de 2 kilómetros. He visto que López había saltado por detrás pero no llegaba y al final sí que he visto acercarse mucho a Daniel Martin. Yo iba ya a tope desde que he arrancado, pero al final he aguantado e incluso he tenido tiempo de saborear el triunfo.

Es una victoria muy importante para mí porque después de lo bien que salió la primera parte del año con el Giro, esta segunda mitad no había estado igual. En la Vuelta no me encontré tan bien y aunque creo que hice un buen trabajo para el equipo, quizás ese no era mi nivel. Los últimos días de la Vuelta fueron los mejores para mí y eso me dio motivación para mentalizarme y entrenar y cuidarme en estas últimas semanas. Mañana parece un día sencillo, pero habrá nervios con las bonificaciones y habrá que estar atento. Afortunadamamente tengo un gran equipo a mi lado y con ellos será más fácil salvar el maillot y poder estar en el podio al final del día".



Partners 2017