10 de julio de 2013

AUDIO: Alejandro ValverdeNairo Quintana | Rui CostaJonathan Castroviejo

Los líderes de Movistar Team han salvado otra importante prueba en el Tour de Francia 2013, posiblemente la más complicada para sus características en la única contrarreloj individual llana de la carrera: 33 km entre Avranches y Mont-Saint-Michel azotados por un fuerte viento, favorable en muchos de los tramos, que elevó la velocidad media del ganador -el campeón del mundo Tony Martin (OPQ)- por encima de los 54 km/h. El alemán superó in extremis al líder de la carrera, Chris Froome (SKY), tras pulverizar todos los parciales en una primera parte de la jornada en la que el flamante campeón de España, Jonathan Castroviejo, cuajó un notable papel para acabar firmando el 10º mejor crono del día.

Froome fue superior a sus principales rivales en la general, entre los que Alejandro Valverde se defendió con bravura. Igualado con Mollema (BEL), Contador y Kreuziger (TST) en los dos puntos intermedios, el murciano acabó superando a los dos últimos para entrar en meta con 2' exactos de pérdida con Froome y sólo 7" con Mollema, a quien continúa superando en una 2ª plaza de la general que deberá confirmar todavía en el Mont Ventoux, este domingo, y en el largo bloque alpino de la última semana de carrera. Por detrás, Rui Costa -a 3'04" de Martin- y Nairo Quintana -a 3'27"- conservaron sus respectivos lugares en el top-ten de la general -8º el colombiano, que cede por el momento su maillot blanco; 9º el portugués- y mantienen a Movistar Team como líder por equipos del Tour

Mañana jueves, primera de las tres etapas que llevarán al pelotón de la Grande Boucle hacia la montaña: 218 km entre Fougères y Tours sin cotas puntuables. 


DECLARACIONES:
Alejandro Valverde:  "
Estoy súper contento. Creo que ha sido un día bueno para mí y para el equipo. Hemos salvado uno de los días más importantes que quedaban, aunque está claro que ahora viene mucha montaña y también hay que superarla. Quitando Froome, que todos sabemos que está un punto por encima, con los demás he estado siempre o incluso mejor que ellos. Las cronos son sufrir, sufrir y más sufrir, y además era una crono muy rápida; he sacado casi 52 km/h de media, con lo que era una prueba para hombres rápidos, más especialistas que yo, pero estoy bien de forma y muy motivado y me ha salido bien. La verdad es que las sensaciones no eran las mejores al principio. Quizás he estado mucho rato parado al salir del rodillo y eso ha hecho que me costase coger el ritmo. Pero las referencias han sido buenas desde el inicio y eso ha hecho que fuera sintiéndome mejor. Es mi mejor crono llana en el Tour, sin duda.

Froome está a un nivel superior y, aunque miro hacia delante también, viendo a los que tengo detrás sólo Mollema me ha metido 7”, que en 33 km no son absolutamente nada. He estado por delante del resto: Alberto, Purito... creo que eso es bueno. Ahora vienen tres días llanos antes de volver a la montaña, pero no serán sencillos. En el Tour todos los días son duros; eso de que hay días fáciles es mentira. Mañana son 218 kilómetros y habrá que estar adelante ante la posibilidad del viento, no descuidarnos y evitar las caídas. El equipo está genial; siempre se lo reconozco, pero es que en este Tour está siendo fundamental el gran equipo que estoy teniendo a mi alrededor  y debo darles las gracias a todos una vez más”.

Nairo Quintana: El balance de hoy es positivo. He dejado atrás un día difícil para mí, quizás el peor de este Tour. No hice una contrarreloj de ensueño, pero el resultado fue bueno y no perdí demasiado tiempo respecto a los hombres con los que me estoy moviendo en la clasificación. Para mí era un día bastante complicado por el viento porque cuando daba a favor beneficia a los corredores más grandes porque les empujaba más y cuando pegaba en contra, al ser plana, tenías que mover bastante potencia y con mi cuerpo no es sencillo. En el inicio creo que es cuando más tiempo me dejé, pero luego fui cogiendo buen ritmo y mejoré hasta el final. He perdido el maillot blanco, pero espero recuperarlo más adelante en alguna etapa de montaña y poder mantenerlo hasta el final. Kwiatkowski va a ser un duro rival, pero las etapas que quedan son de un nivel bastante considerable y me vendrá bien. Hemos perdido algo de tiempo todos, pero nos hemos mantenido en nuestras posiciones, los tres entre los 10 primeros de la general, y esperamos seguir así”.

Rui Costa: La verdad es que no he tenido buenas sensaciones. He intentado salir como siempre, rápido, y al principio las referencias eran buenas, pero luego no me he encontrado bien. He dado todo y creo que, cuando se da todo lo que uno tiene, no estás obligado a más. No ha salido como quería pero se ha salvado el día y toca esperar mejores jornadas. Me queda el orgullo de lucir hoy el buzo de campeón de mi país, que me ha hecho ilusión porque además ha quedado muy bonito. Ya llevamos diez dias de carrera y la forma de encarar una crono como esta no es lo misma que si lo haces el tercer día. Desde que volvimos al continente, la carrera se puso muy complicada por el aire, la necesidad de ir bien colocado... todo eso provoca un desgaste mayor. Esperamos que de aquí al sábado podamos ir un poco mas tranquilos. Alejandro se ha defendido bien y eso es lo importante. Pelear con Froome en las cronos es muy complicado, y si mantenemos el segundo puesto de la general habrá que estar contentos porque querrá decir que lo hemos hecho muy bien”.

Jonathan Castroviejo: Creo que he hecho una buena crono, similar a la que hice en Dauphiné, pero el recorrido y el aire han condicionado mucho el resultado. El viento era favorable: quizás un poquito más de costado en la parte final, pero de cola en la mayoría de la crono. He salido con un plato de 56 dientes y durante gran parte de la crono, con el 11 metido. El Tour me ha sorprendido mucho. Te lo imaginas, pero estando aquí te impone más todavía. Aunque hayas corrido pruebas importantes como Dauphiné, París-Niza o Tirreno, el Tour es más duro y cuesta adaptarse. La tensión en los primeros días es enorme: todos los equipos se esfuerzan en no perder tiempo, aunque ahora desde Pirineos se ha calmado la cosa y espero que se vaya un poco mas tranquilo. Con la presión me muevo bastante bien y el calor no me va mal, como ya se vio el año pasado en los Juegos Olímpicos y la Vuelta a España, así que ojalá pueda repetir aquí todos los años. De Alejandro, incluso de Nairo -que es joven pero sabe bastante- y, sobre todo, de los veteranos como Imanol e Iván se aprende mucho. Me he ido encontrando cada dia mejor y espero poder ayudar a Alejandro en todo lo que necesite en los Alpes. Vamos mentalizados y con muchas ganas y veremos si podemos hacer algo bonito”.



Partners 2017