12 de julio de 2013

AUDIOS: Alejandro Valverde | José Luis Arrieta

El infortunio se ha cebado por completo con Movistar Team en la 13ª etapa del Tour de Francia 2013, una jornada que se presumía intrascendente para el resultado final de la carrera. Los 173 kilómetros llanos entre Tours y Saint-Amand-Montrond han acabado deparando un sinfín de movimientos a causa del viento de costado en una cabeza de carrera en la que, como durante todo el Tour, siempre rodaron los ocho ciclistas de Movistar Team. La escuadra telefónica pasaba al completo una primera selección de unos noventa hombres tras un tirón propiciado por Omega pero, al paso por el avituallamiento, un frenazo propiciaba la rotura de la rueda trasera de Alejandro Valverde tras ser embestido por detrás por otro corredor. Rápidamente auxiliado por cuatro compañeros de equipo, entre los que Jonathan Castroviejo le cedía su rueda, Valverde iniciaba una frenética persecución con más de medio minuto de retraso. 

La tenaz labor de Castroviejo, Plaza, Amador, Rojas y Erviti, a los que se unió posteriormente Rui Costa, llevó al murciano a escasos veinte segundos del grupo de cabeza, pero el tirón de Omega, Belkin y Europcar acabó condenando a un Movistar Team que conservó siempre a Nairo Quintana en el grupo de cabeza. Un segundo ataque por parte de Saxo-Tinkoff dejó tan sólo trece corredores por delante -entre los que Cavendish (OPQ) se llevó el triunfo parcial-, mientras el grupo del colombiano -que se mantiene en el 8º puesto de la general, a poco más de 5’ de Froome (SKY)- cruzaba la meta con 1’08” de desventaja. Valverde y Costa llegaban a casi diez minutos de los líderes.

Con la voluntad de seguir luchando por ser protagonistas del Tour, los azules afrontarán mañana sábado la 14ª etapa: un recorrido rompepiernas de 191 km entre Saint-Pourçain-sur-Sioule y Lyon con nada menos que siete cotas puntuables, tres de ellas situadas en los últimos 30 kilómetros de carrera.


DECLARACIONES:
Alejandro Valverde
: "Ha sido un día de mala suerte, no hay más. Siempre me pasa algo en el Tour. Estábamos adelante, atentos, bien colocados como durante todo el Tour, pero la mala suerte ha querido que alguien me tocase por detrás y se rompiera la rueda en un momento crítico. Es algo que no se puede evitar. Se ha parado todo el equipo a ayudarme y hemos estado a punto de enlazar, pero algunos equipos como Belkin o Europcar se han puesto a tirar más rapido. El ciclismo es así: a veces se gana y a veces se pierde. Hay que seguir luchando y dar tiempo al tiempo: queda mucho Tour y las carreras dan muchas vueltas.

¿Esperanzas? Si antes ya era difícil ahora es aún más complicado, pero tenemos todavía ahí a Nairo, que sigue cerca en la general. Ahora viene una semana muy dura en la que probablemente no podremos aspirar a ganar el Tour conforme está la cosa pero hacer daño, vamos a hacer bastante. Vamos a ver como planteamos la cosa; Nairo es ahora el mejor colocado y si hay que ayudarle, se le ayudará, pero también podemos hacer una estrategia de equipo para hacer daño e intentar entrar en el pódium. Quedan muchas etapas de montaña y aún pueden pasar muchas cosas. A lo mejor a muchos de los que han ayudado hoy a que yo no entrara se les puede hacer mas dura la carrera. Hoy el equipo se ha vaciado, pero ha sido un día durísimo para todos en general".

José Luis Arrieta (director deportivo): "Ha sido un día para olvidar y también para reflexionar, que de todo se aprende. Llevando un Tour como el que llevábamos y andando los chavales como lo estaban haciendo y como lo han hecho hoy, es una pena. En el primer abanico estaban los ocho, pero un enganchón en el avituallamiento ha roto varios radios en la rueda trasera de Alejandro y ya no ha habido opción de coger. El día era incomodo, había más intereses para que no entrara algún sprinter… se han juntado varias circunstancias y así es el ciclismo. Quizás en otra situación no hubieran tirado con tanto ímpetu, pero parece que Alejandro siempre impone más respeto.

Es una pena que después de estar todo el Tour en cabeza, una circunstancia así de mala suerte te haga perder todo. Así es el Tour y espero que nos recompense por otro lado. En ese momento estaba hablando con el comisario para que dejara pasar a los coches porque había más de un minuto y si pasaba como ha ocurrido cualquier problema adelante, no puedes auxiliarles. El equipo lo ha dado todo y Nairo ha estado donde tenía que estar agarrándose ahí y defendiéndose con el aire. Es una pena perder también la clasificación por equipos o el puesto de Rui, pero al final la carrera te obliga a sacrificar todo por conseguir el gran objetivo y es lo que hemos hecho.

Físicamente los chicos siguen estando igual de bien y anímicamente lo mejor de esto es que mañana hay otra vez carrera y estamos otra vez metidos en la pelea. A Nairo no le podemos meter más presión de la que él coge. Está andando muy  bien y demostrando que es uno de los mejores escaladores, pero es su primer Tour y todavía es muy joven. Iremos viendo porque la carrera tendremos que plantearla de otra manera y a este Tour aún le queda mucha dureza. Con Alejandro haremos cuentas  al final de carrera y seguramente nos acordemos de estos diez minutos, pero él va a seguir andando igual. El año pasado, pese a las caídas, fue capaz de rehacerse y ganar una etapa y seguro que va a seguir peleando adelante". 



Partners 2017