14 de julio de 2013

Sólo 1.400 metros separaron a Nairo Quintana de escribir su nombre en la leyenda del Tour de Francia en una de las etapas icónicas de la edición 2013, la más larga de la carrera con 242 kilómetros entre Givors y la cima del Mont Ventoux (Especial), cubierta de principio a fin bajo un ritmo infernal. Los intentos por entrar en la fuga del día hicieron que se cubrieran 100 kilómetros en las dos primeras horas de competición; después, con casi 9' de ventaja, el empuje de Europcar, en primer término, y de Movistar Team tras ellos dejó la ventaja de los fugados en tan sólo un minuto y medio a pie de puerto.

Un acelerón de Rui Costa en el inicio del tramo duro del Mont Ventoux seleccionó el grupo de favoritos y preparó el terreno para un Quintana que demarró a 13 km de meta, alcanzando rápidamente más de medio minuto de ventaja y liderando la carrera junto a Mikel Nieve (EUS). Por detrás, el ritmo de Porte (SKY) y la continuación en forma de ataque de Froome rompió la carrera -Valverde se descolgaba y sufrió para ser 13º en meta- y dio alcance a Quintana a 7 kilómetros de coronar. Tras dos ataques sin éxito, a los que el colombiano respondió con fuerza, el líder del Tour descolgaba a Nairo a un kilómetro de la cumbre. A pesar del agridulce segundo lugar, el líder de Movistar Team recupera su maillot blanco de líder de los jóvenes y es ahora 6º en la general, a 5'47" de Froome y a 1'22" del podio de la carrera.

El Tour de Francia celebra mañana lunes su segunda jornada de descanso antes de afrontar un auténtico maratón alpino en la tercera semana de carrera, con una etapa complicada camino de Gap (martes), una exigente contrarreloj en Embrun (miércoles) y tres días de alta montaña como duros escollos hasta París.


DECLARACIONES / Nairo Quintana: "El balance de hoy es positivo porque las sensaciones siempre fueron buenas y, aunque no ganamos, tuvimos protagonismo y recuperé el maillot blanco que habíamos perdido en la crono. Es verdad que ataqué muy lejos de la cima, pero lo hice porque vi sufriendo a mucha gente y era un terreno donde pocos podían seguir un ritmo fuerte. La principal idea era recortar tiempo para acercarnos al pódium; sabía que el maillot blanco podía llegar con ese ataque y que, por qué no, podía soñar también con ganar la etapa.

Por desgracia, Froome me alcanzó después. Está en un nivel superior a todos. El primer ataque fue desde muy atrás y me pilló desprevenido. Le cogí su rueda hasta donde pude y terminé entrando. Él pensaba que yo estaba más fuerte de lo que realmente me encontraba y por eso habló conmigo de que fuéramos hacia adelante para distanciar a Contador y que yo podía ganar la etapa. Pero sabía que era un pacto un poco 'de mentira' porque vi su fortaleza y casi tuve que engañarle un poco para aguantarle hasta donde le aguanté. Él necesitaba sacar más tiempo, yo no estoy a su nivel y aunque no cumplió lo que dijo, le entiendo. Sabía que otro ataque así no lo aguantaría y cuando ha hecho el último demarraje he levantado un poco el pie para respirar y he cogido un buen ritmo hasta meta para perder menos tiempo.

Espero poder conservar el maillot blanco y recuperar más tiempo para estar en el pódium. Vienen etapas bastante duras y la crono, que espero no me haga perder tanto tiempo respecto a los otros rivales. Juega un poco a mi favor; si fuese una plana sabemos que la gente grande va con mucha mas potencia y sería dificil estar a su altura pero estoy seguro que haré una buena etapa. En estos días ya se acumula el cansancio: cada vez con etapas más largas, hay que madrugar, no se puede descansar lo que se desearía... pero esto es para todos y creo que la semana que viene, las etapas van a jugar a nuestro favor.

Somos un equipo bastante fuerte, muy dinámico, nos apoyamos todos y les agradezco todo a ellos y al director, que juega un papel muy importante dentro de la competición moviendo las piezas con astucia. Desde aquí quiero mandar también un abrazo a todos los colombianos que están siguiendo este Tour y que me envian todo su apoyo a través de las redes sociales y los medios de comunicación y a los que no tengo tiempo de responder".



Partners 2017