2 de julio de 2013

IMÁGENES | Galería del Tour de Francia

Otro importante test salvado para Movistar Team en este Tour de Francia 2013. La escuadra telefónica rindió al nivel de los mejores conjuntos del mundo en los 25 kilómetros de contrarreloj por equipos en Niza llanos y muy rápidos, perfectos para los especialistas de las escuadras con mejores rodadores. El equipo de Eusebio Unzué mantuvo un ritmo sólido y regular durante todo el recorrido y conservó sus nueve hombres en meta para marcar un tiempo de 26'15", a sólo 19" de los australianos de Orica-GreenEdge que situaron a Gerrans como nuevo líder tras imponerse por menos de un segundo a Omega Pharma-Quick Step.

El séptimo puesto final de Movistar Team deja la general queda muy apretada entre todos los favoritos, con Valverde, Quintana y Costa a tan sólo quince segundos de Froome (SKY), 10" por detrás de Contador (TST) y en los mismos registros de Evans (BMC) o Rodríguez (KAT). Antes de los Pirineos (sábado y domingo) esperan tres jornadas nerviosas por la Provenza que arrancan mañana miércoles con la quinta etapa, de 229 km entre Cagnes-sur-Mer y Marsella, con cuatro cotas puntuables y el ascenso y, sobre todo, el peligroso descenso de La Gineste a una docena de kilómetros de la línea de meta.


DECLARACIONES / Eusebio Unzué:
"Sabíamos que no se podía perder ni ganar mucho porque la distancia era muy corta. Era una crono muy rápida como ha demostrado la media del vencedor y eso, por las características de nuestros corredores, nos hacía un poco menos favoritos. Hemos estado a menos de un segundo por kilómetro de un equipo de especialistas como Orica y por eso creo que hemos hecho una buena contrarreloj. Por nuestros últimos resultados y como estaban los chicos sabíamos que lo íbamos a hacer bien, pero hacerlo bien suponía que había 6 o 7 equipos que iban a estar muy parejos. Orica y Omega eran los más especialistas y lo han demostrado y Sky también ha estado muy bien, al igual que Saxo. En cualquier caso estamos hablando de menos de veinte segundos y para nosotros es un resultado satisfactorio.

Con el peligro que había en Córcega, salir de las cuatro primeras etapas con 10 o 15 segundos perdidos sobre los máximos favoritos como Alberto o Froome es un balance que hubiéramos firmado antes de empezar, sobre todo porque no ha habido contratiempos y seguimos en perfectas condiciones. Ahora quedan hasta Pirineos tres días para gente rápida y supongo que la carrera irá bastante bloqueada por los equipos con hombres rápidos y será difícil que hay sorpresas hasta la montaña. Por nuestra parte, el objetivo seguirá siendo llevar bien protegido a Alejandro". 



Partners 2017