20 de julio de 2013

El Tour de Francia 2013 guardaba un colofón con letras de oro para Movistar Team, que ha completado una Grande Boucle apoteósica con la victoria de Nairo Quintana en la última etapa de montaña de la carrera. El colombiano ha cerrado a lo grande su debut en la ronda francesa imponiéndose en solitario en el alto de Semnoz -categoría Especial-, final de una 20ª etapa con 125 kilómetros desde Annecy y otros cinco puertos puntuables. El éxito del de Cómbita se fraguó por el espectacular trabajo de todos sus compañeros, que llevaron desde el principio el mando de la carrera para contener las diferencias de una fuga de nueve hombres desde la cual saltó el alemán Voigt (RLT) en el Mont Revard (1ª), penúltimo del programa.

Un fuerte arreón de Sky reducía los tres minutos del escapado a la mínima expresión en el acceso al puerto, en el que sólo ocho ciclistas se mantuvieron en cabeza: el líder Froome (SKY), su compañero Porte, Rodríguez (KAT), los Saxo-Tinkoff Contador y Kreuziger y el trío de ases de la escuadra telefónica, con Rui Costa y Alejandro Valverde ofreciendo sendos relevos de calidad para romper por completo un grupo del que Rodríguez, con Nairo a su rueda y Froome junto a ellos poco después, saltó a falta de ocho kilómetros. El catalán llevó siempre el peso de la carrera hasta que un movimiento de Froome a sólo 1.200 metros de la conclusión amenazó con romper las esperanzas de Quintana, pero el colombiano reaccionó con calma y lanzó su ataque definitivo justo después de la pancarta del último kilómetro.

Henchido de alegría, Nairo sumaba su cuarto éxito de la temporada 2013 y el tercero de Movistar Team en este Tour -26º en la presente campaña-, haciéndose además con dos premios extra: el maillot de la Montaña -por el que también subirá al podio junto al blanco de los Jóvenes- y un segundo puesto en la general -mejor actuación histórica del ciclismo latinoamericano- que deberá confirmar mañana tras 133 kilómetros de marcha triunfal hasta los Campos Elíseos de París. Alejandro Valverde cerraba la brillante actuación azul con su 4º puesto en meta, que le lleva hasta el octavo lugar en la general final.


DECLARACIONES / Nairo Quintana
: "No me creo lo que está pasando, no tengo palabras. Toda mi vida había soñado con esto, pero no creí que fuese a llegar tan rápido. Sólo tengo 23 años, pero el tiempo pasa volando y hoy lloro de felicidad. Pensábamos que ganar la etapa era posible, pero yo no estaba tan convencido como mi director o como todo mi equipo. Ellos son grandes: me ayudan muchísimo, sobre todo psicológicamente, para poder afrontar tan grandes retos. Todos: los masajistas, los directores, los propios corredores... todos me llevaron hasta aquí y sin ellos no hubiese podido conseguir nada. Son un grupo espectacular, el más fuerte de todo el Tour. Cuando Arrieta me dijo 'tienes que coger el mando del equipo', le dije 'por supuesto'. Estaba dispuesto para hacerlo sin ningún problema, pero les pedí que, si algún día mis piernas fallaban, porque el Tour es muy rápido y las etapas, muy largas, me disculpasen, pero ellos me decían que hiciera lo que pudiera, que estuviera tranquilo y que llegara hasta donde las piernas me dejasen. Hoy hemos visto que recuperaba muy bien de los esfuerzos y he podido responder a la confianza como jefe de equipo. Este triunfo está dedicado a Arrieta, el mejor director que he tenido nunca, y a todos los miembros del equipo.

Lo que he conseguido hoy es fruto de mucho trabajo y de la clase que Dios y mis padres me dieron. Lo que se ha conseguido hoy es por mi equipo: sólo desde hace apenas un año me plantée poder luchar por un Tour de Francia, acababa de subir profesionales y estaba disputando mis primeras carreras, mostrándome. De pequeño nunca soñé tan grande, pensaba desde el día a día y sólo desde el año pasado he comenzado a pensarlo. La gente me pedía y me pide ganar un Tour de Francia, y también en Colombia hacía mucha ilusión el maillot de puntos rojos que nos identifica a los colombianos. Lo que ha pasado hoy me da mucha confianza y me compromete a trabajar para lograrlo. Pienso que en un par de años podré aspirar a ganar. Aprovecho este momento para enviar un gran saludo a un colombiano que ganó este maillot en el Tour y que ahora está en su casa recuperándose tras la Vuelta a Suiza de 2011, Mauricio Soler. Me dijo que me cuidaría desde allí y este triunfo también va para él; que se recupere, él es para mí una inspiración para seguir adelante".



Partners 2017