1 de agosto de 2013

Las segundos extra que concede la novedosa 'clasificación de la competitividad' estrenada en la edición 2013 de la Vuelta a Polonia han propiciado el único cambio entre los diez primeros de la general de la prueba, que pasa a ser comandada por el guipuzcoano Ion Izagirre (EUS), tras la primera de las dos etapas por los Montes Tatras: 160 km entre Nowy Targ y Zakopane con cuatro altos puntuables. El ciclista vasco sumó cinco puntos -dos en el penúltimo puerto y tres en el último- para subirse al tercer lugar de la tabla del día, que lideraban Marczynski (VCD) y Cieslik (POL) tras los sprints del inicio de la jornada, y sumar 10" de bonificación para desbancar al local Majka (TST) tras una etapa resuelta en un exigente sprint dominado por el noruego Hushovd (BMC).

Movistar Team estuvo muy activo de nuevo en carrera: primero, en la fuga de ocho hombres formada tras un rapidísimo inicio de carrera, con un Ángel Madrazo que fue alcanzado en el último bucle, a menos de 25 km de meta. El cántabro cedió el testigo a Javi Moreno, que probó sin éxito en las escaramuzas posteriores, y a un Eros Capecchi bien protegido por el resto del grupo y que trató de filtrarse en una pequeña avanzadilla a tres kilómetros del final. El italiano continúa 8º en la general -ahora a 14" del amarillo- y tendrá su última oportunidad de ganar terreno antes de la CRI del sábado en Cracovia en otro día exigente mañana viernes: 192 km con hasta diez pasos puntuables y final en Bukowina Tatrzanska.



Partners 2017