15 de agosto de 2013

Tras el fuerte golpe que mandó para casa a Alex Dowsett en la segunda etapa, Movistar Team se ha visto de nuevo sacudido en la llegada de Vlijmen, segunda del Eneco Tour 2013 en los Países Bajos tras 170 kilómetros completamente llanos con salida en Essen. Tras una jornada lluviosa, con un circuito final lleno de curvas y con algunos tramos adoquinados -en el que Enrique Sanz se fue al suelo en la primera vuelta, sin lesiones-, una caída en la cabeza del grupo a falta de seis kilómetros para meta afectaba a Fran Ventoso y José Joaquín Rojas.

Repuesto con rapidez el murciano, el cántabro tardaba más en ponerse en pie y ser asistido, pero completaba la etapa sin problemas. André Greipel (LTB) se imponía al sprint por delante de Nizzolo (RLT) y de Lars Boom (BEL), nuevo líder antes de la contrarreloj de 13 km en Sittard de mañana, que precederá a dos duras jornadas con finales en La Redoute (sábado) y el Kapelmuur (domingo).



Partners 2017