17 de agosto de 2013

El sueño de Ángel Madrazo de alzar al fin los brazos en la máxima categoría se sigue resistiendo. El Gorrión ha finalizado 6º hoy sábado en la penúltima jornada del Eneco Tour 2013, una quebrada etapa de 150 km entre Riemst y Aywaille con once ascensiones -incluidos tres pasos por la mítica Côte de La Redoute- y multitud de ataques que han propiciado un cambio de líder en la figura de Tom Dumoulin (ARG).

Madrazo se filtraba en la fuga de once hombres que lideró la jornada desde el km 50, un grupo que se rompía progresivamente con el paso de las ascensiones hasta quedar en cabeza sólo tres hombres a quince kilómetros de la conclusión: López (SKY), Paterski (CAN) y el cántabro, con un minuto de diferencia que fue reduciéndose progresivamente entre las acometidas de los perseguidores.

A pesar de que López lanzó en un primer momento la llegada en la rampa final, con los favoritos a sus espaldas, Madrazo intentó atacar y ponerse en cabeza, pero su ímpetu fue contrarrestado por López y alcanzado por Stybar (OPQ), Paterski, Dumoulin y Bakelants, lo que le dejaba con una amarga 6ª plaza. Mañana domingo, última etapa, la más dura de esta edición: 208 km entre Tienen y Geraardsbergen con nueve cotas, incluidos tres pasos por el Muro de Grammont y dos por el Bosberg.



Partners 2017