1 de septiembre de 2013

El buen golpe de pedal que Alejandro Valverde arrastraba desde el inicio de la Vuelta a España 2013 ha quedado demostrado este domingo en el repecho de El Chaparral en Valdepeñas de Jaén, final de una 8ª etapa con 163 kilómetros desde Antequera y un final muy movido, con el paso por el Collado de Frailes (2ª) a sólo 15 km de meta. El líder de Movistar Team ha concluido en 2º lugar tras un intratable Dani Moreno (KAT), que saltó en los primeros metros de la rampa decisiva y sacó unos metros que el murciano no pudo neutralizar. La buena colocación de Valverde a inicio de subida fue el resultado de un gran trabajo de la escuadra telefónica, atenta en el llano y sólida en el ascenso previo ante los ataques de Luis León Sánchez (BEL) o Boasson Hagen (SKY), neutralizados por el empuje de Katusha junto a los Herrada, Capecchi o el local Javi Moreno.

Valverde realizó una ascensión constante y no se vio superado por un Joaquim Rodríguez (KAT) que concluyó a su rueda en 3ª posición, lo que, unido al retraso de varios de los hombres que le precedían en la general, conduce a Alejandro hasta la 4ª plaza, a 2” de la tercera posición que ostenta Nibali (AST) y a 22” del nuevo líder Moreno. La clasificación deberá sufrir bastantes cambios mañana en una de las etapas más exigentes de la Vuelta: la décima y última antes del descanso, con 186 km entre Torredelcampo y el exigente Haza Llana (Especial; 16 km al 5% con rampas máximas del 18%), alto inédito que vendrá precedido por Monachil (1ª). A la montaña granadina llegará Movistar Team como nuevo líder de la clasificación por equipos.


DECLARACIONES / Alejandro Valverde:
 “Era un final durísimo y hemos podido afrontarlo bien. En el puerto anterior el equipo ha trabajado muy bien para controlar las fugas y Katusha también ha metido algún corredor para terminar de neutralizar. Ha arrancado Dani muy fuerte, he dudado un poco y cuando he querido reaccionar ya era muy difícil. En este tipo de llegadas, Dani es, junto con Purito, el mejor, un corredor increíble; hay que quitarse el sombrero porque han demostrado estar muy bien. Es cierto que en este tipo de llegadas la cosa está quedando en manos de ellos dos y yo, pero aún queda mucho. Aunque Dani también va recuperando tiempo, vamos arañando segundos día a día y por eso hay que estar contentos. Realmente mañana es cuando empieza la montaña dura. Va a ser una etapa bastante más exigente que las anteriores y veremos cómo responden las piernas”.



Partners 2017