18 de septiembre de 2013

Liberados al fin de la acuciante lluvia que ha golpeado a la carrera durante los tres primeros días, los corredores de Movistar Team desplazados al Tour of Britain entraron en Gales con una cuarta jornada muy rompepiernas: 188 km entre Stoke-on-Trent y Llanberis con tres subidas puntuables en el último tercio de carrera. Por dichos puntos y por un maillot de la Montaña que ostenta desde la jornada del lunes peleó un Ángel Madrazo que se filtró por segunda ocasión en la fuga del día y pasó en cabeza por los dos primeros altos, Groes y Llansannan (ambos de 2ª categoría).

Con casi dos minutos de ventaja en el último de los ascensos, Pen-y-Pass (3ª), a una docena de kilómetros del final, el cántabro se implicó en los ataques por la victoria y se vio con posibilidades hasta los últimos 1.500 metros, cuando un pelotón tirado por OPQS y Garmin acabó con sus esperanzas. Cavendish (OPQ) acabó siendo el vencedor en una volata que también trataron de desbaratar Martin (GRS) y Nairo Quintana con su ataque en el final de la última cota, y en la que José Joaquín Rojas finalizó 5º. Mañana jueves, quinta etapa, enteramente por territorio galés: 177 kilómetros entre Machynlleth y Caerphilly con dos cotas de 1ª categoría en un duro circuito final.

Foto (c): Tour of Britain 2013 - Larry Hickmott



Partners 2017