19 de septiembre de 2013

Con tan sólo cuatro corredores a causa de la baja esta mañana de José Joaquín Rojas -enfermo desde primera hora de la mañana, lo que le obligó al abandono a mitad de etapa-, los hombres de Movistar Team no han dejado de pelear en un Tour of Britain que alcanzaba hoy su quinta etapa con 177 exigentes kilómetros entre Machynlleth y Caerphilly, que incluían cuatro cotas de 1ª categoría y un duro circuito final. Los dos primeros ascensos fueron coronados en cabeza por un Ángel Madrazo que se colaba en la fuga por tercera ocasión y preparaba el terreno para una escuadra telefónica que enfiló el pelotón con Alex Dowsett en pos del primero de los dos pasos por la Caerphilly Mountain (1ª), poco más de dos kilómetros con tramos constantes por encima del 10%.

En la primera pasada, Nairo Quintana lanzaba un ataque que era seguido únicamente por el italiano Bongiorno (BAR), con quien inició una primera avanzadilla que era cazada a 9 km del final. Ya en el último ascenso,el colombiano lo intentó con mayor fuerza y colaboración por parte de Martin (GRS) y Pardilla (MTN), pero su esfuerzo fue nuevamente neutralizado a dos kilómetros de una llegada resuelta al sprint en favor del irlandés Bennett (SKT). La jornada más favorable para el líder de la escuadra telefónica llegará mañana viernes: llegada en ascenso en Haytor (1ª) tras sólo 137 km con salida en Sidmouth.

Foto (c): Tour of Britain 2013 - Larry Hickmott



Partners 2017