2 de septiembre de 2013

Alejandro Valverde peleó hasta el límite en la gran etapa de montaña andaluza de la Vuelta a España 2013, una jornada de 167 kilómetros entre Jaén y el Alto de Haza Llana (categoría Especial) al que se llegaba tras pasar previamente Monachil (1ª) a 27 km de meta. Movistar Team tomó las riendas del pelotón en el primero de los altos tras una salida rapidísima, con dos horas repletas de ataques y una fuga de 19 con doble presencia azul -en las figuras de Javi Moreno y José Herrada- neutralizada por un Katusha que dejó marchar después un corte de diez ciclistas sin aspiraciones en la general. De entre ellos, Marczynski (VCD) fue el último superviviente tras un Monachil coronado con sólo 30 hombres en el pelotón de los favoritos, tras el fuerte ritmo impreso por un notable Sylwester Szmyd.

Herrada, en el descenso y el inicio de la subida final, y Capecchi, en los metros posteriores, dieron continuidad al empuje de la escuadra telefónica, que consiguió descolgar al líder Moreno (KAT). Los ataques de Horner (RLT), en el tramo más duro, y Nibali (AST), a falta de tres kilómetros, sacaron de ritmo al resto de los favoritos, entre ellos un Valverde que llegó a perder terreno con el grupo principal en los últimos 5 km, pero que se rehizo con bravura hasta completar la etapa en 3ª posición sumando 4 segundos más de bonificación. Horner es también el líder de una Vuelta que deja a Alejandro en la misma 4ª plaza en que arrancó el día, a 1'02" de la cabeza.

La ronda española se desplaza misma tarde hacia Zaragoza -en avión, los corredores; por carretera el resto de la caravana- en busca de la primera jornada de descanso, que anticipará la importante contrarreloj individual de 39 km en Tarazona del próximo miércoles.


DECLARACIONES / Alejandro Valverde: "Ya había dicho que hoy era el primer día en el que verdaderamente íbamos a ver los candidatos a ganar la Vuelta porque eran los primeros puertos realmente importantes. Horner ha sorprendido, pero no tanto porque ya sé le estaba viendo muy bien; lo único quizás por el minuto que nos ha sacado, que es bastante tiempo. En la etapa que ganó ya se le vio superior pero es que hoy ha ganado con mucha autoridad. Con los demás, Nibali, Purito, Basso, Pinot o Roche estamos muy parejos. Hoy ha entrado un poco más adelante Nibali, pero las fuerzas entre nosotros están muy igualadas. No sé si esto cambiará un poco la carrera, es verdad que Nibali y sobre todo Purito y yo nos estábamos vigilando mucho, pero sabíamos que no sólo contábamos nosotros para el podio y hoy se ha visto.

Me he soltado un instante de ellos porque conocía muy bien la subida ya que hemos entrenado mucho por aquí y sabía que tenía que coger mi ritmo. He tomado un poco de aire ahí y he podido volver a entrar y, aunque con sufrimiento hasta el final, aguantar ya con mejores sensaciones. Como digo, hoy ha sido la primera etapa realmente de montaña, pero por delante queda aún lo más duro. Hay que darle un día más la enhorabuena al equipo porque han estado geniales. Mañana vamos a coger con muchas ganas el día de descanso, aunque va a ser un poco más activo porque al día siguiente tenemos la crono y tampoco te puedes descuidar mucho. Parece una contrarreloj bastante dura, que no me viene mal del todo. Habrá que echarle valor y sufrir al máximo". 



Partners 2017