25 de septiembre de 2013

Ayudado por el viento de cola para alcanzar casi 52 km/h de media en los 57 kilómetros de recorrido entre Montecatini Terme y Florencia -el mismo que los distintos conjuntos de marca cubrieron el pasado domingo en la contrarreloj por equipos-, Tony Martin se proclamó este miércoles campeón del mundo de contrarreloj. El alemán batió por 46" al medallista de oro olímpico Bradley Wiggins, plata en esta ocasión, y en 48" al suizo Fabian Cancellara, cuatro veces arcoiris en la especialidad y que se hizo con el bronce en un terreno completamente llano que marcó grandes diferencias. Por dicha fisonomía, no fue un trazado fácil para los dos representantes de Movistar Team en la cita universal, Jonathan Castroviejo -ya presente el domingo- y Alex Dowsett, que llegó a Toscana tras su participación en el Tour of Britain.

El británico no pudo alcanzar su mejor nivel tras la buena progresión manifestada en 'su' ronda y finalizó 41º, a más de cinco minutos de Martin. Por su parte, Castroviejo mostró un rendimiento más regular, siempre cerca del top-ten en todos los intermedios. Fue a partir de la segunda parte de la crono cuando cedió unos segundos que acabaron llevándole al 14º puesto final, a 3'13" del ganador y a poco más de un minuto de la quinta plaza. El vizcaíno volverá a la arena junto a José Herrada y Alejandro Valverde (ESP), Rui Costa (POR), Giovanni Visconti (ITA), Andrey Amador (CRC), Sylwester Szmyd (POL) y Nairo Quintana (COL) en la gran cita de los Mundiales: la prueba en ruta (272 km) del próximo domingo.

DECLARACIONES / Jonathan Castroviejo (+ audio, ambos vía RFEC): "Estoy bastante contento con las sensaciones, pero con este recorrido era más difícil. La gente de mi peso tiene que hacer casi el doble de fuerza para estar con los mejores, aunque los Porte, Kwiatkowski o yo mismo hemos estado relativamente cerca. Mi meta era estar entre los 10 primeros, y de hecho la lucha entre el quinto y mi posición se ha movido siempre en medio minuto. Hemos estado muy cerca y salgo satisfecho. Mi trabajo el domingo no tendrá nada que ver, será muy diferente. Toca estar al lado de Alejandro y Purito. Habrá gente que tendrá que apoyarles hasta el final; en mi caso, el trabajo son los primeros 200 kilómetros. De ellos, los 100 primeros hasta el circuito son bastantes llanos y ahí es donde tendremos que centrar nuestra labor".



Partners 2017