5 de septiembre de 2013

La Vuelta a España 2013 vivió su jornada más tranquila hasta la fecha hoy jueves, con 164 kilómetros entre Maella y Tarragona tejidos al compás del clásico esquema fuga - caza - sprint masivo. El campeón del mundo Philippe Gilbert (BMC) batía a Boasson Hagen (SKY) en una complicada llegada con rotondas, curvas y cambios de ritmo que ocasionó un adelanto en la habitual 'zona de seguridad' de meta hasta los últimos cinco kilómetros. La decisión concedió algo más de calma a Alejandro Valverde -instalado en mitad del primer grupo en meta- y a un Movistar Team que sufrió únicamente dos pequeños incidentes durante el transcurso de la jornada.

Una pequeña salida de ruta de Iván Gutiérrez, saldada sin mayores contratiempos, y un enganchón de Imanol Erviti a 50 km de meta, que le ocasionaba un rasguño en el gemelo de su pierna derecha y un golpe en la cadera, fueron las únicas notas de atención para una escuadra telefónica que protegió bien a su líder -Valverde sigue 3º en la Vuelta- en el primero de los dos días que conducen a la carrera a los Pirineos. Mañana viernes será una etapa algo más complicada, con el Rat Penat -tan sólo 4'3 km, pero a una media del 11%- a cincuenta kilómetros de la llegada en Castelldefels.



Partners 2017