8 de septiembre de 2013

225 kilómetros entre Andorra y Peyragudes (1ª categoría), tres grandes puertos de paso -Cantó, La Bonaigua y Balès-, más de 4.000 metros de desnivel y algunos tramos de frío y lluvia -aunque no tan intensos como en la llegada de ayer a La Gallina- configuraban una etapa reina de la Vuelta a España 2013 que no arrojó cambios de posición entre los hombres de la general. La subida al Peyresourde asistió a un sinfín de ataques entre los Nibali, Horner, Rodríguez, Pinot o un Alejandro Valverde que volvió a exhibir sus mejores piernas tras el durísimo esfuerzo del sábado e incluso probó suerte con un cambio de ritmo a mitad de ascensión.

El murciano encontró la respuesta en primera persona de un Nibali que controló a sus rivales en el último ascenso y encabezó el grupo de favoritos en meta, a 3'19" del ganador del día, Alexandre Geniez (FDJ). El galo fue el último superviviente de una fuga de 28 ciclistas con doble representación de Movistar Team: José Herrada y Javi Moreno guardaron las espaldas a un Valverde bien protegido por Capecchi, Szmyd o un consistente Beñat Intxausti y el conquense peleó en el segundo escalón que perseguía a Geniez y al portugués Cardoso (CJR), cruzando la meta en 9ª posición a pocos segundos de Valverde (5º).

El segundo día de descanso de la Vuelta vendrá precedido mañana lunes de la tercera y última etapa de Pirineos, breve (147 km) pero intensa con los altos iniciales de Foradada (3ª) y Cotefablo (2ª) antes de la llegada a Formigal (1ª; 15'8 km al 4%). Valverde arrancará mañana en Graus vestido de nuevo con el maillot de los puntos e instalado en la 3ª posición de la general, a 1'42" de la cabeza.

DECLARACIONES / Alejandro Valverde: "Yo estaba bien, pero miraba a los rivales y ellos tampoco estaban mal, se les veía bien. Hemos probado algunas veces en Peyresourde pero era muy dificil: estaban muy fuertes y no era fácil dejarlos. ¿Mis sensaciones? No son malas; al contrario, son buenas. Todavía queda mucha Vuelta y, a pesar de que estamos todos muy parejos y que cada día estamos mejor uno u otro pero siempre parecidos, intentaremos aprovechar las opciones que tengamos. Hoy ha sido un día algo mejor en cuanto al frío. Hemos salido bastante más abrigados y los momentos de frío que hemos pasado han sido menores que ayer. En cualquier caso, el gran problema fue que estábamos haciendo todas las etapas por encima de 30ºC, incluso treintaitantos en el puerto que subimos el viernes, y ayer pasamos directamente a tener 4 ó 5ºC en Envalira. Quizás no llevábamos suficiente ropa para abrigarnos en el descenso, pero el cambio fue tremendo. Yo estoy contento con el podio, pero está claro que no nos vamos a rendir e intentaremos luchar por más".



Partners 2017