1 de junio de 2014

AUDIOS - NAIRO QUINTANA | 1ª parte (6'06") | 2ª parte (3'39")

GALERÍA DE IMÁGENES | El mayor éxito de Movistar Team

COMPARTE TU FELICIDAD | En Facebook, Twitter e Instagram

El sueño que todos los integrantes de Movistar Team ansiaban hacer realidad desde la presentación del cuarto proyecto de la escuadra telefónica en enero se ha cumplido hoy en Trieste. Nairo Quintana y sus compañeros han llevado a término sin percance alguno los 172 km de paseo triunfal que condujeron al colombiano hasta su última maglia rosa, la definitiva y que le convierte en el primer ciclista de América Latina en imponerse en el Giro de Italia. Después de tres semanas de exigente carrera, Quintana –ganador además del maillot blanco de mejor joven y de dos etapas– ha logrado el sueño de todo un equipo, en el que el trabajo de sus compañeros Andrey Amador, Igor Antón, Jonathan Castroviejo, Eros Capecchi, José Herrada, Gorka Izagirre, Adriano Malori y Fran Ventoso, unido a la labor desde el coche de Arrieta y Jaimerena, ha resultado clave.

El éxito –20º de Nairo como profesional y 99º para Movistar como sponsor– eleva a trece la cuenta de victorias finales en Grandes Vueltas para el equipo –indiscutible líder entre los WorldTour en activo con 7 Tours, 3 Giros y 3 Vueltas–, y sitúa a Quintana como nuevo número 1 del ranking WorldTour. Movistar Team suma ya 17 triunfos en lo que va de campaña y se sitúa en segunda plaza en la clasificación mundial por equipos. A sus 24 años, Quintana se convierte además en el quinto corredor en el último medio siglo –tras Pollentier, Hinault, Contador e Induráin, único ganador de la estructura de Eusebio Unzué hasta la fecha (92, 93)– en imponerse en su primera participación en un Giro, carrera en la que también es el ganador más joven de la última década.

A continuación, el balance de Nairo Quintana al término de estas tres semanas de carrera:

Nairo Quintana: "Es uno de los días más felices de mi vida. Siempre soñé con poder ganar una gran vuelta y ahora se ha hecho realidad. Gracias a mi equipo, a mi familia y a todos mis seguidores por hacerlo posible. La verdad es que no pensaba que fuera a haber tantos colombianos hoy en la llegada. Ha sido impresionante ver tantas banderas en el circuito y en el podio. Estoy orgullosísimo de mi país. Se lo dedico a mi equipo, porque sin ellos no hubiera podido lograrlo. Han estado a mi lado desde el primer al último día; todos: corredores, auxiliares, directores... También a mi familia y a toda Colombia.

He ganado bien, pero he sufrido igual que el resto. Soy un ser humano, normal, igual que todos, y también me dolieron mucho las piernas ayer, pero me supe defender bien. Está claro que no he estado en perfectas condiciones y todavía tengo mucha mucosa. Además, se notaba ya el esfuerzo de tantos días de montaña. Se me veía tranquilo, pero por dentro se siente el dolor. Tengo muy buenas características de escalador y en este Giro me han salido las cosas bien para el estado que estoy, pero hay otros corredores que también son bastante fuertes y aún más maduros. Tenemos que seguir trabajando y machacando día a día para poder igualarlos y superarlos. Mi gran momento de crisis fue el día del Stelvio, donde en un momento no me dio tiempo a colocarme el chubasquero. Me iba a bajar la bici para ponérmelo y en ese momento Gorka fue mi gran apoyo; me hizo seguir sin chubasquero para marchar hacia adelante. Nevaba mucho, llevaba mojada toda la ropa, pero él me apoyó bastante en ese momento difícil, me dio de su comida y seguimos caminando. Me motivó para poder ganar esa etapa tan difícil, tan dura pero bonita al final, acabando con una sonrisa.

Esta generación de corredores colombianos hemos venido demostrando desde que llegamos a Europa unos cuantos en 2012 que podíamos ganar etapas, cosas importantes, demostrando nuestra calidad, pero lo de hoy es una gran realidad, una más. El año pasado ya fui segundo en el Tour de Francia, algo que tampoco ningún colombiano había conseguido, y Rigoberto también fue segundo en el Giro. Por naturaleza o por lo que sea, hemos salido bien. Pienso que incluso hay muchachos colombianos que vienen detrás de nosotros que están también muy fuertes y que demostrarán su calidad en el futuro, en carreras y en equipos europeos. Creo que, cuando entré a profesionales, afortunadamente llegué a la escuadra correcta. Conocí a un gran profesor y conocedor del ciclismo, que enseña muy bien y que ha tenido a muchos y tan distintos campeones, como es Eusebio Unzué. Siempre le escucho, hablamos, me enseña y me da mucha tranquilidad, y cuando además hay buenas piernas, todo es aún más fácil.

La verdad es que el Giro me ha enamorado. todo el ambiente, los 'tifosi’, los recorridos, me ha gustado muchísimo. Pero el Tour también me encanta, es la carrera que me dio a conocer al gran público y la más importante del mundo. La misma vida me ha empujado y me sigue empujando hacia adelante sin que me dé muchas veces cuenta, me ha llevado a estos éxitos muy rápido, y con ayuda de los que me rodean he aprendido mucho, he dado pasos de gigante y de hace cuatro años a hoy no hay comparación: han cambiado muchas cosas. Me siento un corredor completo, capaz de hacer muchas cosas en el ciclismo, de brindar espectáculo a todos los aficionados que me apoyan y que espero lo sigan disfrutando muchos años. Hay Nairo Quintana para rato".



Partners 2017