11 de junio de 2014

La mala suerte se cebó con Movistar Team en la cuarta etapa del Critérium du Dauphiné en Gap, escenario de la primera de sus victorias de etapa en el Tour 2013. La escuadra telefónica se quedó con siete hombres tras el abandono en el tramo neutralizado de Beñat Intxausti. Tras completar la jornada de ayer con las molestias de la caída sufrida a 60 km de meta y vestirse de corto hoy -después de que las primeras observaciones médicas durante la tarde anterior no revelasen fracturas-, el vizcaíno tuvo que renunciar a seguir en carrera, incapaz de dirigir correctamente su bici por dolor en el hombro derecho golpeado en el incidente.

Sin Beñat, el conjunto azul se empeñó en no perder la cara a la carrera y situó a Imanol Erviti, ya atacante ayer martes, en un grupo de doce unidades que se presentó al pie del Col de Manse (2ª) con casi tres minutos de ventaja. Un ataque en la subida del ruso Trofimov (KAT) le concedió una veintena de segundos de ventaja suficientes para adjudicarse un triunfo que el navarro buscó con ahínco en el descenso hasta sufrir a 4 km una caída sin consecuencias. El incidente anuló, en cualquier caso, toda opción para un Erviti que dejará paso mañana a sus compañeros más escaladores -Antón y Gadret terminaron con los favoritos- en un verdadero serrucho: seis subidas de categoría -incluida la Côte de Laffrey (2ª), a 20 km de meta- camino de La Mure (190 km).



Partners 2017