14 de junio de 2014

Una 78ª Vuelta a Suiza de panorama muy abierto daba comienzo este sábado en Bellinzona, capital del cantón Tesino, con una contrarreloj de 9'4 km y un largo repecho, Artore, que permitía a los candidatos de la general desafiar a especialistas como Tony Martin (OPQ), vencedor y primer líder. Ion Izagirre, principal baza de Movistar Team para la ronda helvética, recogió con buen ánimo el desafío y demostró un notable ritmo tanto en el llano como en la escalada para ser 9º en meta, a 27" del germano y por delante de casi todos los favoritos, con las únicas excepciones de Pozzovivo (ALM), Mollema (BEL) y Slagter (GRS). La general podría sufrir cambios mañana mismo, si bien el Gothard (HC), el Furkapass (HC) y el Grimselpass (2ª) quedarán lejos de la meta de Sarnen (182 km), a la que se accederá tras pasar también el breve Brünigpass (2ª), a 22 kilómetros.

Courchevel cerrará el mini-Tour
Con aún más voluntad si cabe pero con diferentes fuerzas encararon los hombres de la escuadra telefónica la etapa reina del 66º Critérium du Dauphiné, un recorrido 'cinco estrellas' con otros tantos puertos puntuables en 160 km y 4.000 metros de desnivel camino del embalse de Emosson (HC), al que se llegaba inmediatamente después de ascender el Col de la Forclaz (HC). Giovanni Visconti, parte de la fuga de dieciséis hombres de la que salió el ganador de la etapa, Westra (AST), e Igor Antón, con un demarraje entre los favoritos a mitad de la última subida -17º en meta-, fueron los máximos exponentes de un Movistar Team que cerrará mañana su primer periplo francés en junio con la brevísima jornada final: 131'5 km con cuatro ascensiones y meta en Courchevel. Contador (TCS) saldrá como líder tras endosar 20" hoy a Froome (SKY).



Partners 2017