18 de junio de 2014

Un rapidísimo doble codo izquierda-derecha a poco más de 300 metros de la meta de Büren, final de la 5ª etapa de la Vuelta a Suiza, ha condicionado las opciones de Movistar Team y de buena parte de los sprinters tras una caída que afectó en mayor medida al británico Cavendish (OPQ). José Joaquín Rojas y Juanjo Lobato volvieron a probar suerte tras sendos buenos resultados en los dos días anteriores, llegando en buena posición al complicado último kilómetro en terreno urbano.

El incidente fue salvado por Rojas, pero bloqueó completamente a un Lobato que vio caer rivales a pocos metros y consiguió esquivarlos con habilidad para buscar un sprint que ya le fue definitivamente esquivo. El italiano Modolo (LAM) se hacía con la victoria, con Rojas en 5º lugar y el resto de los movistar -incluido Ion Izagirre, 7º en la general- a salvo en la última llegada masiva de la carrera. Mañana jueves -193 km camino de Delémont, con las cotas de Rangiers (3ª) y Le Rond-Pré (3ª) en la fase decisiva- será terreno más exigente, anticipo del brutal fin de semana conclusivo.



Partners 2017