20 de junio de 2014

Foto (c): Maxime Lafage - La Route du Sud

A punto de despedir el maillot rojigualda que con tanto brillo ha lucido desde su victoria en Bembibre, Jesús Herrada -sólo 24 años en julio- ha regalado a Movistar Team una excelente actuación en la primera jornada de la Route du Sud, sobre 172 km entre Lectoure y Payolle con dos puertos de 3ª categoría y un incómodo final que ha permitido al conquense desplegar todo su potencial.

El trabajo de la escuadra telefónica durante toda la jornada acabó con la escapada más larga del día y endureció la marcha en los ascensos a Cieutat y a Campan, donde Herrada lo probó primero junto a Elissonde (FDJ) y después con Juul-Jensen (TCS), al que terminó dejando atrás para celebrar su cuarto éxito como profesional -tras el Nacional '13 y sendas etapas en Asturias '12 y Poitou-Charentes '13-, por delante de un Alejandro Valverde que completó el doblete superando al sprint a Bouhanni (FDJ).

El éxito de Herrada es el 100º de Movistar Team en tres campañas y media con el patrocinio de Telefónica (21, en 2011; 29, en 2012; 32 el año pasado y 18 hasta ahora en 2014) y el primero desde la consecución del Giro de un conjunto español que defenderá mañana el liderato en una jornada Tour: 178 km entre Bagnères-de-Bigorre y Val Louron (1ª categoría) con las subidas previas al Tourmalet (1ª) y al Aspin (1ª).


DECLARACIONES | Jesús Herrada: 
"En el puerto habíamos hablado de endurecer la carrera para evitar que pasaran los sprinters, especialmente Bouhanni y, aunque en su caso no lo hemos conseguido, nos hemos quedado en cabeza todo el equipo salvo Sütterlin, que ha trabajado durante todo el día, y ya hemos cogido la responsabilidad. No conocía el final, pero lo había analizado en Internet y había visto que no era muy duro y que en el último kilómetro suavizaba. Alejandro iba muy controlado y a falta de cinco kilómetros me ha dicho que arrancara, me he metido en varios cortes y a tres de meta me he ido con Jensen. Se ha quedado en la parte más dura y cuando he llegado al último kilómetro, que era casi llano, ya he visto que ganaba.

Es un triunfo importante para la moral, porque llevaba sin correr desde Romandía y, aunque sabía que estaba bien tras entrenar veinte días en Sierra Nevada, nunca sabes cómo vas a estar en competición. Hoy tenía el pulso muy alto, pero es normal tras tanto tiempo sin competir. En Romandía di un pasito más y me ha servido para convencerme de que puedo estar cerca de los mejores. Ojalá que esto sirva para debutar en el Tour porque es una gran ilusión, pero ahora estamos centrados aquí y en los Nacionales. Veremos mañana cómo planteamos la carrera con Arrieta porque el equipo está fuerte y podemos jugar varias bazas. A ver si nos responden las fuerzas".



Partners 2017