14 de julio de 2014

IMÁGENES | Galería del Tour de Francia 2014

JUEGO | Movistar Team en el Tour 2014 - Elige tus 3 MOV para el miércoles 

El italiano Vincenzo Nibali (AST) recuperó este lunes el maillot amarillo del Tour de Francia 2014 venciendo en solitario en la cima de La Planche des Belles Filles (1ª categoría), donde concluía una gran jornada de montaña con 161 km, siete ascensiones puntuables por los Vosgos y tiempo muy cambiante que propició numerosos movimientos y ataques en el pelotón. Movistar Team mostró una gran actitud desde el inicio de etapa con la fuga de Giovanni Visconti, un grupo de diez unidades que fue reduciéndose paulatinamente y quedó reducido a cuatro -Kwiatkowski (OPQ), llegado desde atrás por cortes en el pelotón en el descenso del Firstplan (2ª); Rodríguez (KAT), Moinard (BMC) y el propio Visconti, todos finalmente neutralizados- tras la subida a Chevrères (1ª).

Por ese penúltimo puerto, y tras llegar a ceder más de cuatro minutos con respecto a Kwiatkowski, transitaba un minúsculo pelotón de elegidos -apenas 20 unidades- con doble representación azul: Alejandro Valverde y John Gadret. El francés acompañó al murciano hasta mitad de la subida final, después del respaldo de los Herrada o Rojas en la persecución de la fuga, y le salvó de percances tan serios como el sufrido por Contador (TCS), uno de los grandes favoritos y que se vio obligado al abandono tras una dura caída en el descenso del Petit Ballon (1ª). El ataque de Nibali redujo aún más ese grupo, al que Valverde hubo de agarrarse tras no poder sostener el ritmo del italiano. Después de ese momento de dificultad, el murciano esprintó hasta la meta para ser 3º, a 20" del nuevo líder, y dar un salto de gigante en la general, ocupando el tercer puesto a 2'47" del astana.

"En el avituallamiento me he enterado de que había abandonado y desde aquí quiero enviarle ánimos", era la primera reacción de Alejandro sobre Contador tras cruzar la meta. "Lo he visto caer delante de mí; creo que se le han escapado las manos en un bache, íbamos muy rápido y en un segundo ha sucedido todo, ha sido una caída muy fea. Por lo demás, estoy contento; todo ha ido bien para el día tan duro que hemos pasado, con lluvia y la dureza de los puertos. De momento va todo bien, de fuerzas estoy bien. Nibali ha demostrado estar muy fuerte, un puntito por encima, pero la carrera es aún larga y veremos cómo la afrontamos". Para replantear las once etapas que quedan, el líder de Movistar Team y sus compañeros disfrutarán mañana un merecido día de descanso antes de que la Grande Boucle se ponga de nuevo en marcha el miércoles.



Partners 2017