21 de julio de 2014

AUDIOS: Alejandro Valverde (5'43") | Eusebio Unzué (1'19")

A seis días de que la 101ª edición del Tour de Francia alcance su meta final en los Campos Elíseos de París, Alejandro Valverde y Eusebio Unzué comparecieron ante los medios de comunicación  en Carcassonne durante la segunda jornada de descanso de la carrera. El líder de la escuadra telefónica, 2º en la clasificación general, confía en su buen rendimiento en las tres etapas pirenaicas antes de la larga contrarreloj final en Périgueux donde estrenará su título de campeón de España de la especialidad. 

Alejandro Valverde:Estoy en el lugar donde más o menos pensaba estar. Está siendo un Tour un poco diferente, con los abandonos de Froome y Contador, pero Nibali está demostrando estar súper fuerte. Quedan tres días muy duros en Pirineos, y después de un Tour como el que llevamos, tan exigente, puede pasar cualquier cosa. Está claro que cuanto más tiempo pueda ganar estos días, más tranquilo afrontaré la crono, pero en verdad los que tienen que recortar el tiempo son mis rivales para el podio, porque yo estoy delante de ellos. Pese a todo, hay que mirar siempre hacia arriba y no pensar nunca que con el segundo puesto es suficiente. Siempre hay que aspirar a más, pero de momento, estamos contentos con este segundo puesto. 

¿Aprovechar un mal día de Nibali? Son tres etapas muy exigentes, pero a día de hoy ha demostrado que es el corredor más fuerte de este Tour. Ya llevamos muchos días, Pirineos es la tercera semana y al final todos somos humano y siempre puede pasar un mal día. Si eso sucede y nosotros tenemos un buen día, lo intentaremos aprovechar, pero por ahora se ve que está muy fuerte y que es superior. Aun así, nunca nos rendimos. Vamos a intentar dar guerra y sacar el mayor tiempo posible, siempre que se pueda, pero no sabemos qué día lo intentaremos. Si hay alguna estrategia, nos lo guardamos entre nosotros. Cualquiera de las tres etapas es peligrosa: mañana es el día después del descanso y es bastante larga; al día siguiente, la que termina en Saint-Lary, es una jornada súper nerviosa, muy corta, 125 km, con cuatro puertos exigentes y también tiene lo suyo; y la tercera, con Tourmalet y Hautacam, es realmente dura, y después de las dos anteriores y de lo que llevamos de Tour, puede ser igualmente peligrosa. No sabría decir cuál más.

¿Mi mayor rival para el podio? Si al final se decide en la crono, para mí el más peligroso es Van Garderen. Péraud también es muy bueno en crono. ¿Pinot y Bardet? Son buenos, pero creo que no superiores a mí en crono, viendo los precedentes. Es una contrarreloj especial; veremos cómo pasan los próximos cuatro días y cómo llega la forma de cada uno allí, pues no es ni mucho menos plana, sino larga y exigente. Para mí, siempre son peligrosos todos, porque los tienes cerca y cada uno de ellos puede hacer una gran crono en un día concreto. Pero de momento en lo único que pensamos es en los Pirineos”.

Eusebio Unzué: “De momento veo al equipo bien. Estoy seguro de que, como al resto de los equipos, nos habrá venido bien un día de descanso que hacía mucha falta. Estamos asistiendo probablemente al Tour en que más rápido se está corriendo y sobre todo, con mayor intensidad competitiva. Ya se ha visto que sólo han llegado dos escapadas y lo han hecho por unos segundos. Se ha peleado cada día, no se ha hecho ninguna concesión y los físicos realmente están castigados. Como dice Alejandro, en los Pirineos ha habido etapas otros años donde ha podido suceder de todo: ¿por qué no puede ocurrir también este año? Es verdad que también los compañeros de cada equipo de cada favorito, unos por defender y otros por atacar, pueden ser claves o árbitros de algún importante desenlace. Nosotros podemos decir que prácticamente casi todo el equipo está bien, y que en ese sentido, Alejandro va a estar bien rodeado estos días”.



Partners 2017