25 de julio de 2014

Foto (c): Rafa Gómez / Ciclismo a Fondo

Se quedó a pocos centímetros de levantar los brazos ante Bilbao (CJR) en otra clásica vasca, la de Amorebieta el pasado mes de abril, y en otro apretado sprint ha podido finalmente Gorka Izagirre estrenar su palmarés con Movistar Team en su prueba fetiche: la Prueba Villafranca, que celebraba este viernes su 91ª edición sobre 170 kilómetros con cinco vueltas al circuito de Abaltzisketa, que en su último paso incluía el durísimo ascenso a Gaintza -rampas superiores al 20%- muy cerca de la línea de meta.

El mayor de la saga guipuzcoana remataba el dominio de la escuadra telefónica, que controló en las primeras fases y comenzó a jugar al ataque en los últimos 75 kilómetros. Jonathan Castroviejo y Dayer Quintana lideraban un movimiento de ocho ciclistas que, tras ser cazado en la última vuelta, dio paso a una contra de cinco unidades con José Herrada, que se marchó solo en la última subida a Abaltzisketa y afrontó Gaintza con unos segundos sobre Luis León Sánchez (CJR). A pesar de que el murciano lo alcanzó, la reacción por detrás de Izagirre y de Igor Antón propició un 'tres contra uno' que acabó cayendo del lado del ciclista vasco.

Cinco movistar -el propio Gorka, Herrada (3º), Antón (4º), Quintana (5º) y Javi Moreno (10º)- figuraron en el top-ten de una cita que supone el cuarto triunfo como profesional para Izagirre, que iguala en el palmarés de Ordizia a Perurena y Lejarreta, y el 24º éxito de Movistar Team -con nueve ciclistas distintos: Valverde (9), Nairo (5), Malori (4), Dayer, Dowsett, Jesús Herrada, Rojas, Ion y Gorka Izagirre- en la presente campaña 2014.


DECLARACIONES | Gorka Izagirre:
"Hemos trabajado fenomenal. No dejaba de ser difícil, porque todos se estaban fijando en nosotros hoy, pero para evitarlo hemos tenido siempre gente delante, con Dayer y Castroviejo a mitad de carrera y José en la última vuelta. Herrada llevaba hoy unas piernas fantásticas y ha aguantado hasta meta, mientras que Igor y yo hemos saltado en Gaintza y hemos terminado juntándonos los cuatro. Es difícil en estas ocasiones, porque aunque seamos mayoría, con Luisle todos sabemos que hay un duro rival delante; es un corredorazo y tenía miedo en el sprint, pero hemos conseguido batirle y terminamos muy contentos.

Más que las tres victorias, que en cierto modo quedan en anécdota, me quedo con las sensaciones y con empezar tan bien esta segunda parte de temporada. He estado entrenando bien hasta ahora, pero siempre es difícil encontrar buenas sensaciones tras un parón en esa primera carrera. Por fortuna, hemos tenido un buen día. Esta victoria está dedicada a mi amigo Urtzi Gurrutxaga, al que ya me quedé con ganas de ofrecerle el triunfo en Amorebieta. Siempre le tengo presente y siempre le tendré ahi. Va por él".



Partners 2017