27 de julio de 2014

IMÁGENES | Galería completa del Tour de Francia 2014

Los Campos Elíseos de París despidieron este domingo la 101ª edición de un Tour de Francia donde la entrega y compromiso de Movistar Team no encontraron el premio deseado de subir al cajón final. Alejandro Valverde (4º) logró su mejor resultado en siete participaciones en la Grande Boucle tras mostrarse atento e incisivo como nunca y figurar en posiciones de podio durante ocho largas etapas, pero su sufrimiento en Pirineos y muy especialmente ayer, en la larga contrarreloj de Périgueux, le dejaron fuera por algo más de un minuto de su gran aspiración.

La actuación del murciano, 3º ahora en el WorldTour tras Contador (TCS) y Nibali (AST), aúpa a Movistar Team -siempre a su lado durante estas tres semanas y con momentos de brillo individual por parte de los Visconti (2º en Saint-Lary), Gadret (19º en la general), Izagirre o un excelente Herrada en su debut- al liderato mundial de 2014, clasificación que ya conquistó en 2013 y en la que, tras su primera victoria en una grande con el patrocinio de Telefónica y el esfuerzo de Valverde, podrán aspirar a ocupar nuevamente el primer puesto en el tramo final de campaña.


LOS BALANCES:
Alejandro Valverde: "El deporte es así: a veces se gana, a veces se pierde. Hemos estado luchando hasta el último día por el pódium, lo que quiere decir que hemos estado súper bien y que hemos hecho todo lo que hemos podido. Muchas veces, no todo aquello para lo que se prepara y sacrifica uno se concluye con éxito. Ni mucho menos este resultado ha sido un fracaso: estar aquí, cuartos de un Tour, mi mejor resultado... no es nada fácil. A lo mejor desde fuera parece fácil, pero hay mucho trabajo detrás. Lo que sí ha quedado claro durante la carrera es que Nibali ha estado muy por encima; Pinot, Péraud... han estado muy igualados conmigo pero han sido un poco mejores en el tramo final".

Eusebio Unzué: "Nosotros creíamos sinceramente que, tras perder la plaza de podio en la última etapa de Pirineos, ayer sería una buena última oportunidad para volver al cajón. El mismo viernes, Alejandro dijo que había recuperado muy bien y estaba muy contento con las sensaciones que había tenido durante toda la etapa. En ese sentido, estábamos todos convencidos de que se podía conseguir. Desgraciadamente, no tuvo el día que le pudiese conducir a recuperar ese podio y nos hemos quedado a las puertas del objetivo con que vinimos a este Tour. Ha sido cuarto después de hacer todo lo que ha podido: el equipo ha trabajado de la mejor forma posible, Alejandro ha estado muy bien durante toda la carrera, muy centrado, atento, pero en el día del examen, simplemente no estuvo todo lo brillante que todos, incluido él, habríamos deseado.

Todos necesitamos recuperarnos de esto. No se ha cumplido el objetivo, pero hemos estado en el puesto inmediatamente posterior; un cuarto no es poco ni malo en todo un Tour de Francia. Simplemente estamos apenados porque era una gran ocasión, Alejandro se había encontrado bien durante todo el Tour, la suerte que tantas veces le dio la espalda le respetó aquí... Con todo, debemos estar tranquilos, analizar todo con calma y esperar las próximas carreras, que seguro nos traerán alegrías. El propio Alejandro tiene mucha clase y seguro que nos seguirá ofreciendo grandes detalles.

Hay que concederle todo el mérito a los rivales porque lo han hecho realmente bien, tanto Nibali como Péraud y Pinot. El italiano ha estado implacable e impecable. En la segunda etapa ya dejó muestras de aquello a lo que venía, con esa etapa y el liderato, y en los momentos de máxima atención ha demostrado que era el más fuerte y que todos los éxitos de los últimos años eran la construcción de un hombre hoy por hoy ya muy hecho, maduro, con experiencia y que puede dominar las grandes vueltas en los últimos años. Los franceses, al margen de Péraud, con sus 37 años, tienen una generación de jóvenes muy brillante y que ahora ha comenzado a dar sus frutos, con Pinot como mejor representante".



Partners 2017