30 de julio de 2014

Foto (c): Tour de Wallonie

Un notable Movistar Team se marcha del 35º Tour de Wallonie con un satisfactorio sabor de boca. La escuadra telefónica ha terminado en el podio final de la carrera con la segunda posición de Juanjo Lobato, después de que el andaluz resistiese con gran empeño los repechos de la última etapa, la más dura con un recorrido de 184 km entre Malmédy y Ans que reproducía en sus últimos 25 km la parte decisiva de la Lieja-Bastoña-Lieja: Roche-aux-Faucons (1ª), Saint-Nicolas (1ª) y el famoso repecho a las afueras de la ciudad belga.

Andrey Amador ejerció la función de endurecimiento de los hombres de Jaimerena y Laguía con su movimiento -acompañado de Enrique Sanz- en el paso por Saint-Nicolas, una arrancada en persecución de Wellens (LTB) que acabó siendo neutralizada por un pelotón de no más de treinta unidades, incluidos seis azules. A pesar de los movimientos posteriores, el ritmo de OPQS neutralizó cualquier tentativa y lanzó un sprint donde Gianni Meersman confirmó su éxito final tras cuatro segundas plazas.

En la volata, Pablo Lastras -que venía de acumular varios segundos de bonificación en días previos- se clasificaba 8º, lo que le valía para rozar un top-ten (12º) en el que Lobato se mantuvo como parte del cajón a pesar de no poder esprintar por una caída en recta de meta. Es el mejor resultado en una ronda por etapas para el gaditano, que con su victoria en Neufchâteau y el gran rendimiento global apuntala una temporada 2014 de enorme progresión.



Partners 2017