11 de agosto de 2014

El gran nerviosismo en el pelotón convirtió la primera etapa del Eneco Tour -183km alrededor de Terneuzen, en la región neerlandesa de Zelanda- en un importante caos con multitud de caídas, cortes por el viento de costado y ataques en los que el Movistar Team trató de estar siempre presente.

Alex Dowsett fue importante protagonista de la jornada con sus ataques en persecución de la fuga del día -De Vreese (WGG), Vanbilsen (TSV) y Smukulis (KAT)-. El corredor británico, siempre en cabeza junto a sus compañeros Jasha Sütterlin e Iván Gutiérrez, el último de los cuales le condujo hacia el último sprint del día, situado a 8 km del final, se llevó dos segundos de bonificación que le colocan en 6ª plaza de la general. Puede ser un buen punto de apoyo para el de Essex, al que la oportunidad de los 10 km contrarreloj del miércoles en Breda le llegará en una buena posición de salida.

El inevitable sprint cayó a manos del italiano Andrea Guardini (AST), mientras los azules no pudieron figurar: José Joaquín Rojas, muy cerrado, terminó 23º, un puesto por detrás de Jasha Sütterlin. Los velocistas del equipo dirigido por Chente García Acosta tendrán aún dos opciones más, empezando por mañana mismo con la segunda etapa -Waalwijk - Vlijmen, 176km-, siempre en los Países Bajos.



Partners 2017