15 de agosto de 2014

Foto: Rafa Gómez / Ciclismo a Fondo

Un Movistar Team inmenso y un Nairo Quintana templado e imparable. Así se resume el triunfo cosechado por el ciclista colombiano en la tradicional jornada de montaña de la Vuelta a Burgos, un recorrido de 170 kilómetros con siete ascensiones puntuables y final en las Lagunas de Neila (Especial) que el conjunto dirigido en tierras castellanas por José Luis Arrieta dominó con autoridad.

Juanjo Lobato, todavía vestido con el morado de líder, fue el primero en sacrificarse por su jefe de filas junto a Imanol Erviti y Rubén Plaza, que con la llegada de las ascensiones encadenadas de los últimos cincuenta kilómetros dejaron paso a sus compañeros escaladores: Szmyd, Moreno, Antón y Herrada, todos con ritmo fuerte al frente del grupo. Alcanzada la fuga del día en El Collado (2ª) y con sólo veinte hombres al frente a falta de cinco kilómetros, un ataque de Landa (AST) provocó la selección definitiva, con Tiralongo (AST), Pardilla (MTN) y Arroyo junto a un Quintana que, a pesar de los repetidos demarrajes de sus rivales, supo mantener la calma con dos aceleraciones para conservar un ritmo sostenido antes del punto decisivo.

El gran ataque de Nairo llegó en el mismo punto que 2013. Bajo la pancarta del último kilómetro, el líder de la escuadra telefónica fue capaz de descolgar a Moreno (KAT), soldado a todos sus movimientos; alcanzar al solitario Landa; y cruzar la meta con seis segundos que le valen el liderato de la carrera. La 21ª victoria de Quintana como profesional -sexta este año, vigésimo novena de un Movistar Team que se acerca a las 32 del inolvidable 2013- buscará refrendo el domingo en la decisiva CRI de Aranda de Duero; antes, 142 km camino de Villarcayo con nuevo protagonismo para los velocistas.


DECLARACIONES | Nairo Quintana: "Ha sido espectacular volver a ganar aquí. Toda la gente de Burgos siempre me trata muy bien y me da su apoyo cuando vengo aquí. Me agrada mucho esta zona y me enorgullece lograr otro triunfo en esta cima. El equipo ha estado fantástico y me ha llevado con calma hasta la subida final. Cuando atacaron los rivales iba mirando hacia atrás pendiente de Dani Moreno, por si venía a mi rueda, para controlar la distancia. Cuando hemos pasado el último kilómetro veía que se me iban y que Dani seguía agarrándose a mi rueda, así que tenía que darlo todo para poderlo dejar. Afortunadamente lo he conseguido. Soy líder por un segundo, lo que demuestra que no hay muchas diferencias entre nosotros. Me he encontrado bien, aunque seguro que otros se sienten mejor. Ahora sólo queda darlo todo en la crono; pienso que mañana no debería pasar nada, aunque veremos qué sucede al final".



Partners 2017