16 de agosto de 2014

Foto (c): Vuelta a Burgos

Un segundo que cambia un panorama. Nairo Quintana saldrá mañana domingo en penúltimo turno en la contrarreloj decisiva de la Vuelta a Burgos -12'4 kilómetros en Aranda de Duero-, después de que un pequeño corte en el sprint de Villarcayo, una llegada dominada por los ag2r Mondory (1º) y Turgot (3º) ante Reynès (IAM, 2º), colocase en igualdad a Dani Moreno (KAT), nuevo líder de la carrera, y al colombiano de Movistar Team, que entró tan sólo tres plazas tras el madrileño pero al que el puestómetro sitúa en segunda plaza.

La nueva situación no empaña el buen comportamiento durante el día de la escuadra telefónica, que con Javi Moreno como vigilante en la fuga de siete unidades que comandó la etapa hasta los últimos 45 kilómetros y una buena labor de control por parte de Herrada o Szmyd. Quintana, que saldrá mañana con el maillot de la Montaña conquistado en el último día ante el italiano Tedeschi (NRI), aspira en la contrarreloj a conquistar su tercera general en 2014, tras San Luis y el Giro.

Dayer y Dowsett, buena actuación en las Ardenas
Por su parte, Dayer Quintana y Alex Dowsett brillaron en la penúltima etapa del Eneco Tour -174 km entre Heerlen y la Côte de La Redoute, con un exigente circuito final por las Ardenas valonas-, el británico con su larga fuga junto a los Boonen (OPQ), Moser (CAN) o Haas (GRS) y el colombiano entre los favoritos. El pequeño de la saga boyacense, que llegó a atacar del grupo principal a una decena de kilómetros del final, sufrió el ritmo de persecución tras Wellens (LTB) -nuevo líder-, aunque terminó con una buena actuación a 1'17" del ganador. Mañana domingo, punto y final a la acción en los Países Bajos, con 184 km y casi treinta pequeños 'bergs' entre Riemst y Sittard-Geleen.



Partners 2017