2 de agosto de 2014

IMÁGENES | Galería de la Clásica de San Sebastián

El mejor modo para Alejandro Valverde (Movistar Team) de reafirmar su enorme calidad tras el agridulce sabor del reciente Tour de Francia llegó como siempre lo hace en el murciano: con una victoria. Y de prestigio. Una de las mejores exhibiciones del murciano en pruebas de un día le ha valido su segundo éxito en la Clásica de San Sebastián, cuyo renovado recorrido de 219 kilómetros -con la subida final a Igeldo (2ª) tras los dobles pasos por Jaizkibel (1ª) y Arkale (2ª)- siempre contó con la iniciativa de la escuadra telefónica.

Los Herrada, Antón o un gran Castroviejo asumieron el control de la solitaria escapada de Txurruka (CJR), que cayó a unos cincuenta kilómetros del final y dio paso a las primeras escaramuzas, en las que Giovanni Visconti cubrió las espaldas del conjunto azul. Neutralizada la fuga del italiano y un intento posterior de Grivko (AST), el pelotón se presentó unido, aunque reducido, en las rampas del llamado Pico de Borda, donde Jesús Herrada condujo a Valverde y Visconti -notable 9º lugar en meta- respondió a los primeros ataques antes del decisivo movimiento de Rodríguez (KAT), que el murciano controló con sabiduría para alcanzar juntos la cima.

En el rápido descenso, Valverde tomó la cabeza y acabó abriendo un hueco sobre sus perseguidores que le permitió cubrir el llano final en solitario y tener tiempo para alzar los brazos en el Boulevard con motivo de su décima victoria de 2014 -vigésimoséptima para Movistar Team en esta campaña-. El jefe de filas azul, acompañado en el podio por Mollema (BEL, 2º) y Rodríguez (3º), es además nuevo número 1 en el ránking mundial WorldTour, que el equipo español encabeza desde la finalización de la Grande Boucle.


DECLARACIONES | Alejandro Valverde
: "No es tanto una espina que te quitas de encima, pues he demostrado durante todo el año cómo estoy. Simplemente me quedé con mal sabor de boca por estar tan cerca del podio del Tour. Lo único que hemos hecho hoy ha sido correr una prueba más a tope, como siempre hago cuando salgo a correr. San Sebastián es una carrera que me gusta, aún más con este recorrido. Es mi segunda victoria aquí, más otros dos podios. Llevo ya diez triunfos este año, me coloco primero en el WorldTour... sólo puedo estar contento.

La subida a Igeldo ha sido impresionante. Con ella cambia mucho la carrera. Los que venimos a disputar la tendremos siempre en mente. La carrera se va endureciendo antes en Jaizkibel, donde el grupo se reduce, pero el ritmo ya no se acelera tanto en el tramo posterior. La subida era importantísima, pero la bajada, también. Sabía que si se cogían unos metros para arriba, era muy difícil que te alcanzasen abajo. He salido en un primer momento a rueda de Joaquim, pero él ha apretado y se ha quedado solo. Como me reconocía al final, en ese tramo le ha faltado un poco de fuerza, mientras que yo he regulado y me he puesto a tope otra vez en la parte final para alcanzarle. En el descenso he tomado el mando para intentar jugarnos la victoria entre los dos y no he sido consciente de la caída de Yates. Cuando me he visto solo, no quedaba otra que apretar a tope hasta meta. 

Esta victoria va dedicada a Movistar Team y a mi esposa Natalia, por estar siempre a mi lado. Ahora toca entrenar suave, descansar un poco y empezar a pensar en la Vuelta. Vamos con un gran bloque, con la presencia de Nairo, y confiamos en que la victoria se pueda quedar en el equipo".



Partners 2017