23 de agosto de 2014

IMÁGENES | Galería de la Vuelta a España

Como en 2012, en casa, en las calles de Pamplona, Movistar Team volvió a tocar el cielo en el inicio de la Vuelta a España para situar a uno de sus grandes gregarios, el vizcaíno Jonathan Castroviejo, como primer líder de la edición 2014. La escuadra telefónica rodó con brillantez, compenetración y de menos a más en los 12'6 km de contrarreloj por equipos en Jerez de la Frontera, una mezcla entre secciones urbanas técnicas y peligrosas y tramos de largas rectas en la que el conjunto de Eusebio Unzué mantuvo siempre el bloque unido.

Hasta la misma recta de meta, después de haber pasado en 2º lugar -a 5" de Cannondale- por el cronometraje intermedio, Castroviejo, Valverde, Amador, Erviti, Moreno, Quintana, Izagirre, Malori y Herrada -estos dos últimos, únicos en separarse a pocos metros de la llegada tras un fantástico esfuerzo- rodaron como un solo hombre para conducir el azul y verde de Movistar a su tercera victoria en la modalidad desde 2011, 6" en meta sobre el segundo clasificado, y el 31º triunfo -a sólo uno de los logrados en la pasada campaña- del equipo español en un 2014 ya inolvidable.

La labor de defensa de este liderato comenzará mañana domingo con la segunda etapa, primera en línea sobre 174 kilómetros entre Algeciras y San Fernando, que tendrá el viento como principal obstáculo de cara al previsible sprint masivo.


DECLARACIONES:

Jonathan Castroviejo: "Los nueve lo hemos hecho a la perfección. Me ha tocado a mí, pero es un premio de todo el equipo, sin el esfuerzo de todos los compañeros hubiera sido imposible. En Pamplona tuvo un sabor especial, fue inolvidable por el escenario porque estábamos en casa, pero aquí el objetivo era cumplir, no caerse, pero aun teniendo mucha precaución quizás eso nos ha llevado a no cometer un error.
Habíamos hablado de salir prudentes y hemos ido con calma, pero al final nos ha salido perfecto. Aunque lo que queríamos sobre todo era salvar el día, no sólo hemos ganado sino que además se han conseguido diferencias bastante importantes respecto a nuestros rivales. Cuando vas en carrera sólo piensas en tirar a tope hasta meta, no sabes si llevas un segundo, dos o tres y no vas mirando esas cosas y la verdad es que no me imaginaba repetir este liderato. Ahora llevo yo el maillot, pero lo importante es irlo manteniendo en el equipo. Apoyaremos a Nairo y a Alejandro hasta que la montaña dilucide quien de los dos está mejor".

Eusebio Unzué: "Es cierto que no parecía el mejor recorrido para un equipo que tiene el triunfo final en la Vuelta como gran objetivo, pero sabíamos que sin correr demasiados riesgos, si éramos capaces de no cometer errores, podíamos estar en la pelea. Y la verdad es que los nueve han hecho una etapa técnicamente impecable. Era un trazado con muchas rotondas y ahí lo más fácil es fallar en algún relevo a la salida de ellas, pero ni por esas. Los chicos han estado perfectos y ese equilibrio que nos han dado todos, sin notarse quienes relevaban, es el que nos ha dado la victoria. La verdad es que hemos trabajado mucho estos tres días para ganar hoy. Hemos visto dos veces el recorrido esta tarde; tres, esta mañana; dos y media, ayer…

La primera parte la hemos hecho muy bien, pero Cannondale lo ha debido bordar. En la segunda mitad es sonde se podía sacar más provecho de la fuerza del grupo y ahí hemos sido capaces de darle la vuelta. Es un golpe moral importante, pero sobre todo un momento muy bonito para todos porque estos son los días en los que todos tienen la misma recompensa, todos suben al podio… a mí particularmente son los triunfos que más me satisfacen. Es cierto que las diferencias quizás son más grandes de lo que podía esperarse, pero creo que ha sido así por esa perfección que hemos logrado en esos doce kilómetros. No teníamos previsto a quién vestir de líder, pero sí que no fuera ninguno de los dos líderes para premiar todo el trabajo que hacen por ellos"

Andrey Amador: "El que da primero da dos veces. Esto no ha hecho más que empezar, pero siempre es mejor empezar con segundos de ventaja por delante que de desventaja por detrás. Es una motivación empezare este modo. No queríamos correr grandes riesgos por el peligro de las rotondas, pero la verdad es que la habíamos hecho tantas veces que casi la conocíamos de memoria y la podíamos hacer a ciegas. No habíamos hablado quien cruzaba primero la meta porque, aunque sabíamos que lo podíamos hacer bien, no hay tiempo para eso porque son quince minutos de ir a tope. Es muy importante ara la confianza tener un primer día de Vuelta así".



Partners 2017