5 de agosto de 2014

Un bandazo brusco antes de un giro a la derecha a 500 metros de la meta de Rzeszów, final de la 3ª etapa de la Vuelta a Polonia -173 km desde Kielce-, ha roto la aparente tranquilidad para Movistar Team después de dos días plagados de sobresaltos. El andaluz Juanjo Lobato, que había logrado una gran posición para el sprint tras el apoyo en los kilómetros finales de Capecchi y Malori, no podía esquivar a Boivin (CAN) y Swift (SKY) y caía sobre su costado izquierdo, quedando eliminado de una volata en la que se impuso el neerlandés Bos (BEL).

Los golpes sufridos por Lobato no esconden lesiones importantes, aunque el gaditano comienza a acumular mala suerte en una ronda polaca con dos caídas -también apartado de la lucha el primer día- y un revirado final ayer en Varsovia. Los ocho hombres de la escuadra telefónica cruzaron con el mismo tiempo la línea de meta y Amador, Ion Izagirre, Szmyd, Capecchi e Intxausti siguen a 37" del líder Vakoc (OPQ) antes de la etapa maratón -236 km camino de Katowice mañana miércoles- que precederá al doble envite en los montes Tatras (jueves y viernes).



Partners 2017