6 de agosto de 2014

Un arrollador sprint en descenso -velocidades superiores a los 70 km/h en el último kilómetro- restó opciones a Juanjo Lobato (Movistar Team), más acostumbrado a llegadas rocosas o en ligera rampa, en la etapa maratón de la Vuelta a Polonia: 236 km entre Tarnów y Katowice, ya instalados en pleno sur del país tras tres días cruzando las tierras bajas.

El gaditano, apoyado por toda la escuadra telefónica -especialmente Amador y un gran Malori en el circuito final-, terminó 16º en otro día sin dominador claro, la tónica en cada volata de esta semana. El belga Vangenechten (LTB) se impuso por estrecho margen al italiano Guarnieri (AST).

Mañana jueves espera la deseada montaña, el doble encuentro con los Montes Tatras que arranca con una incursión en Eslovaquia: salida desde Zakopane y triple ascensión a Štrbské Pleso para un total de 190 km donde los azules podrán a buen seguro brillar.



Partners 2017