9 de agosto de 2014

La solidez de grupo de Movistar Team no encontró su merecido premio final en una 71ª Vuelta a Polonia que coronó por primera vez en más de una década a un corredor local: Rafal Majka (TCS). Los 25 kilómetros contrarreloj por Cracovia -dos largas rectas únicamente rotas por el recorrido urbano de salida y acceso hacia el centro de la segunda ciudad del país- se convirtieron en el terreno del casi para la escuadra telefónica, que soñó durante veinte minutos con la victoria parcial de su mejor especialista -Adriano Malori, en su primer día con el tricolore de campeón italiano, fue batido por escasos 3" ante Vandewalle (TFR)- y peleó hasta el último metro por una general final que se le negó por tan sólo ocho segundos.

A pesar de que la referencia intermedia no era buena para los intereses azules -Riblon (ALM) lideraba la tabla de tiempos y amenazaba el podio de Ion Izagirre y Beñat Intxausti, 6" y 10" respectivamente por detrás de Majka-, la progresión de las dos bazas de Movistar Team condujo a Ion Izagirre hasta el 7º puesto en meta -su hermano Gorka fue 5º- y añadió una tensión final que Majka rompió haciéndose con el triunfo definitivo, por delante de los dos vascos del conjunto dirigido por José Luis Jaimerena.

Andrey Amador, 6º en la general, redondeaba el buen papel de un Movistar Team que se marcha también con la victoria por equipos en tierras polacas y un liderato reforzado -1.100 puntos, por 889 de AG2R- en el UCI WorldTour 2014, que devolverá al equipo español a la actividad en menos de 48 horas con el arranque del Eneco Tour.


DECLARACIONES:
Ion Izagirre: "La verdad es que al principio me ha quedado un sabor agridulce porque el año pasado ya fui segundo; este año otra vez… parece que no llega esa victoria. Pero luego analizando con más tranquilidad hay que reconocer que Majka ha sido el más fuerte esta semana y que ha estado intratable. La crono no me iba mal y sobre todo, visto como él estaba marchando, prefería que fuera así más rápida, más llana porque eso abría más mis opciones respecto a Majka. He tenido buenas sensaciones durante todo el recorrido y la verdad es que lo he visto muy cerca.

Ya con la experiencia del año pasado sabía que ese puntito que te deja el Tour lo podía aprovechar aquí en una carrera que me gusta mucho y a la que llegaba con muchas ganas. Ahí está el podio y se ha demostrado que la gente que veníamos de Francia hemos sido los que hemos estado disputando. Ahora sólo pienso en descansar esta semana, que ya me toca, y después veremos qué corro finalmente, si las dos carreras de Canadá o Gran Bretaña, que es la otra opción".

Beñat Intxausti: "No era la mejor crono para mí porque era muy llana, un recorrido de 50 por hora de media, pero sabía que estaba muy bien y he salido con la idea de pelear por ganar la Vuelta. Sabíamos que era difícil recuperarle a Majka porque había demostrado estar muy fuerte, pero había que intentarlo y creo que el resultado es para estar contentos. Después de un Tour un poco irregular por los problemas físicos que tuve, sabía que ese ritmo que te dejan las tres semanas podía aprovecharlo y por eso cambiamos el calendario que inicialmente tenía para correr Polonia en vez de Burgos. conocía el recorrido de otros años y sabía que podía hacerlo muy bien.

Fue una pena tanto el día que me faltaron 20 metros para ganar la etapa, como ayer, porque tuve un percance mecánico en un momento decisivo y no pude recuperar lo suficiente como para disputarle al final el triunfo a Majka. Pero nos llevamos otro podio en una carrera de una semana del World Tour, el equipo sigue líder del ranking y es para estar satisfechos. Ahora descansaré 3 o 4 días y luego a preparar las últimas carreras, donde espero hacerlo bien sobre todo en Canadá, Quebec y Montreal, dos carreras duras en las que creo puedo estar delante".



Partners 2017