12 de septiembre de 2014

Foto ©: GPCQM

En una carrera a la expectativa durante la práctica totalidad de los 199 km (11 vueltas) del GP Québec, Movistar Team se quedó cerca de los puntos WorldTour en el inevitable sprint de grupo, que trató de romper una de sus bazas principales: Jesús Herrada. Tras el intento infructuoso de fuga de Eros Capecchi en los primeros compases, el conquense aguardó su momento hasta la última vuelta, donde fue neutralizada una peligrosa contra de 11 unidades -los cuatro escapados originales cayeron a menos de tres giros- por el pelotón completo, incluidos siete elementos de la escuadra telefónica.

Herrada lanzó su apuesta en la rampa de La Potasse, a 3 km, después de una selección previa en el alto de La Montagne. Neutralizado poco después, Jesús acabó instalado en la volata de unos treinta corredores en la rampa final, donde Gerrans (OGE) repitió su éxito de hace dos años doblegando en el último golpe de riñón al neerlandés Dumoulin (GIA). La 13ª plaza del pequeño de la saga conquense intentará ser superada por él y sus compañeros en el GP Montréal del domingo -205 km-, después del traslado en tren que toda la caravana acometerá mañana sábado.



Partners 2017