14 de septiembre de 2014

Con un circuito con ocho vueltas en Whitehall, en el corazón de Londres, los seis Movistar Team presentes en la 11ª edición del Tour of Britain ponían el broche a ocho intensos y agradables días de competición por Inglaterra y Gales, en los que Ion Izagirre y Alex Dowsett firmaron el top-ten de la general -Dylan Van Baarle (GRS) se imponía por 10" sobre Kwiatkowski (OPQ)- tras seguir trayectorias opuestas.

El británico se ganó por completo el corazón de los pocos aficionados locales que no le admiraban aún tras su oro en los Juegos de la Commonwealth con su permanente lucha frente al desánimo. Tras ceder más de un minuto en el final en alto de The Tumble y pinchar dos veces al día siguiente en una cuarta etapa que llevaba su nombre, la epopeya del pasado viernes le condujo a un amarillo que cedió tras pelear con bravura y el apoyo de un sobresaliente Movistar Team camino de Brighton. El 'león de Essex', ya casi sin fuerzas, hubo de conformarse con la octava plaza en los 9 km contrarreloj de este mediodía... y con el premio final de la Combatividad.

Por su parte, el vasco demostró una carrera más por qué se le debe incluir dentro de la primera línea del ciclismo mundial. Sin ritmo de competición tras el parón después del Tour y de su podio en Polonia, concluirá 6º en la general tras una carrera sólida aunque sin alardes -13º hoy en la CRI-, puntal de un Movistar Team donde Visconti -sacrificado ayer-, Sanz -que remató con un gran 4º puesto en el sprint vespertino-, Lastras y Szmyd también se lucieron en sus respectivas labores.



Partners 2017