14 de septiembre de 2014

Foto ©: Patrick Beaudry

Jesús Herrada ha respondido perfectamente a la posición de líder en una prueba WorldTour que su gran estado de forma y la división en tres bloques de Movistar Team en el final de la Vuelta le concedían, e incluso ha dado un paso más. En la vuelta final del GP Montréal -205 km, con las ascensiones continuas a Camilien-Houde y la Polytechnique-, el conquense de la escuadra telefónica ha ofrecido un excelente nivel para responder a la buena labor inicial de su equipo, cortando el pelotón e iniciando la persecución de una longeva fuga -más de 12' de ventaja en el km 50; cazado Polanc (LAM) sólo a 10 km de meta- que sólo alcanzaron ya los favoritos.

Herrada se coló en dos cortes: uno en el Mont-Royal, propiciado por los ataques de Costa (LAM) y Mollema (BEL); y otro, a sólo cinco kilómetros del final, en el que incluso llegó a pasar relevos. Sin embargo, la amplia mayoría de Orica-GreenEdge en la persecución neutralizó ambos intentos y preparó un sprint en el que Gerrans, como en Québec, fue netamente superior en potencia. Herrada acabó una plaza más abajo que el viernes, decimocuarto, tras aguantar con los favoritos hasta el último giro sus compañeros Rojas, Plaza e Intxausti.



Partners 2017