4 de septiembre de 2014

Tras la intervención practicada sobre el hombro derecho de Nairo Quintana lesionado ayer durante la 11ª etapa de la Vuelta a España, el traumatólogo y cirujano de la Clínica San Miguel de Pamplona, Dr. Jesús Alfaro, y el médico de Movistar Team, Alfredo Zúñiga, comparecían en una rueda de prensa en el centro hospitalario navarro para dar cuenta de los plazos de recuperación del colombiano y el detalle de su lesión. “Lo que Nairo tiene es una fractura de arrancamiento de la apófisis coracoides”, precisaba Alfaro. “Este tipo de fracturas son rarísimas; afectan a distintos deportistas pero son aproximadamente un 1% de todas las fracturas que ocurren, un 10% de las de escápula”.

La apófisis coracoides puede tratarse sin operación, pero decidí operarlo porque, como se aprecia en el escáner, la fractura se extiende como la cola de un ratón hasta la escápula y decidimos sujetarlo con dos tornillos”, señalaba el doctor de la Clínica San Miguel. “Tiene muchas heridas por abrasiones en el asfalto, sobre todo en la parte de atrás del hombro. Cuando vino en un primer momento se quedaba de la cadera, del hombro, pero desde el punto de vista óseo no ha habido problemas, y de hecho de ayer a hoy ha mejorado muchísimo”.

Lo normal sería tenerlo 2 o 3 semanas con el brazo en cabestrillo”, apuntaba Alfaro. “Luego podría empezar a moverlo; a partir de ahí podría hacer rodillo enseguida, en unas 2 a 4 semanas, y en 6 a 8 semanas podría empezar a competir. Todo ello, teniendo en cuenta que no exista ninguna complicación, sobre todo en estas 48 horas, en forma de infección o dolor importante”. El médico destacaba que Nairo se mostró “humilde, sencillo y sin quejarse en ningun momento; todo han sido facilidades, es un chaval encantador”.

Zúñiga destacó en rueda de prensa la trascendencia deportiva de la lesión: “Es un contratiempo. El equipo había planificado bien la Vuelta a España, con ilusión, contábamos con él, sabíamos que iba a estar en la zona puntera. Mala suerte, pero es algo que por desgracia en el ciclismo frecuentemente nos encontramos. Lo importante es darle solución rápida, que se recupere con ayuda del doctor y que tenga tranquilidad a Nairo. Por suerte, cualquier adversidad que se encuentra en la vida la va enfocando de forma positiva y asimilando bien; ayer ya estaba con su sonrisa, con dolores pero decidido a recuperarse bien”. Alfaro confirmaba que “mañana mismo, si está bien, podría volver a casa”.



Partners 2017